Según contempla la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron el 31 de octubre de 2017, cuando el ahora condenado, con iniciales A.B.J., accedió sobre las 04.00 horas al aparcamiento.

Dos horas después, A.C.M. entró a las dependencias con su coche, un Fiat Tipo, y se le acercó A.B.J. para pedirle una ayuda económica, a lo que accedió con la entrega de un euro, tras lo que dejó el turismo y se marchó.

A continuación, el protagonista de los hechos rompió el cristal de una ventanilla para robar un pañuelo que había en su interior, y abandonó el lugar prendiendo fuego al coche, lo que provocó después que el vehículo fuese considerado siniestro total.

Asimismo, las llamas se propagaron a otros tres turismos (un Mercedes clase C, un Volkswagen Golf y un Toyota Land Cruiser), con "considerables deterioros" tras lo sucedido en esa madrugada, junto a "importantes desperfectos" en las dependencias del aparcamiento, tal y como recoge la sentencia.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.