Plano general de la rueda de prensa de representantes sindicales y del movimiento MosSOS en la sede de Fepol para explicar en qué punto se encuentran las negociaciones laborales y las próximas movilizaciones de los agentes.
Plano general de la rueda de prensa de representantes sindicales y del movimiento MosSOS en la sede de Fepol para explicar en qué punto se encuentran las negociaciones laborales y las próximas movilizaciones de los agentes. MIQUEL CODOLAR / ACN

Representantes de los sindicatos de Mossos d'Esquadra y del movimiento MosSOS han asegurado que trabajarán con "exquisita profesionalidad" el próximo 21 de diciembre coincidiendo con la convocatoria de movilizaciones por la reunión del Consejo de Ministros en la Casa Llotja de Mar.

Se han comprometido a aparcar durante el 21-D el conflicto laboral que tienen abierto con el Departament d'Interior y harán el "sobreesfuerzo que haga falta" para garantizar la seguridad.

También han hecho un llamamiento a la calma y han pedido a la sociedad y a todos los partidos políticos que condenen y no amparen a los violentos.

Han lamentado que no conocerán hasta el miércoles el dispositivo de seguridad y los turnos que tendrán el viernes, lo que atribuyen a una "falta de previsión" y a una falta de "sensibilidad" de la administración hacia su vida personal.

"Si la administración buscaba una excusa para hacer responsables a los Mossos, ahora esto se desmonta", ha expuesto David Miquel, portavoz del sindicato SPC. Ha destacado que "si hay algún problema físico que hace que algún agente no pueda acudir a su lugar de trabajo, será a partir del día 22", cuando retomarán las reivindicaciones laborales. Es una "pausa" que han decidido "por responsabilidad", ha expuesto la portavoz Imma Viudes.

Han dicho que después de la reunión del viernes pasado esperaban un nuevo encuentro con el Departament d'Interior antes del Conell de la Policia de este miércoles. Han explicado que en este escenario esperan poder seguir avanzando en la negociación, aunque no son optimistas.

En cuanto a las reivindicaciones laborales, han destacado que faltan 1.800 agentes, que reclaman mejoras económicas y que con las condiciones actuales "se hace difícil mantener la seguridad del país".

Sobre las movilizaciones ciudadanas que hay previstas este viernes, el sindicato ha pedido a la población que se manifieste de forma pacífica: "No habrá cargas si nadie intenta romper cordones policiales". Han recordado, sin embargo, que se deben a las órdenes que reciban de los mandos.

Han pedido el ejercicio del derecho a la manifestación "de forma totalmente pacífica" reclamando que se condene y no se dé espacio "a quienes lleven pasamontañas" y quieran llevar a cabo acciones violentas. "Al fin y al cabo nadie quiere dar golpes de defensa a quien tiene delante", han expuesto.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.