Parque Central de València
La segunda fase del Parque Central de València actuará sobre la actual playa de vías ferroviarias, que quedará liberada con el soterramiento. JUAN CARLOS CÁRDENAS / EFE

València ha vivido este lunes un día cargado de simbolismo con la apertura de la primera fase del Parque Central, recayente a Ruzafa y Malilla y que supone el 40% de la superficie final de la infraestructura. Sin embargo, el objetivo está ahora fijado en la culminación de todo el pulmón verde urbano, para lo que es imprescindible una operación ferroviaria a gran escala que incluya el soterramiento de las vías en el canal de acceso a la ciudad y la construcción de la Estación Central subterránea y del túnel pasante hacia Barcelona para que València deje de ser estación término.

El ministro de Fomento, el valenciano José Luis Ábalos, ha puesto una cifra a todas estas actuaciones: 3.100 millones de euros, es decir, 2.300 millones de euros más de lo que se presupuestó en 2003 (800 millones). Según Ábalos, los estudios informativos y los proyectos constructivos actuales arrojan esta cifra global, por lo que en enero se impulsará un nuevo convenio entre las administraciones implicadas para poder culminar la solución ferroviaria definitiva, que liberará el suelo necesario para finalizar el Parque Central en su totalidad.

Por ejemplo, para la Estación Central se habían previsto 200 millones y ahora se calculan 1.096, mientras que solo la ejecución del túnel pasante se estima hoy día en 600 millones de euros. Ábalos ha dejado claro que asume "plenamente" los compromisos de sus antecesores en estos dos elementos. Preguntado por los plazos, ha señalado que se deberán establecer en el convenio y ha recordado, por ejemplo, que se dejó caducar el estudio informativo del túnel pasante, por lo que ha tocado "empezar de cero", pero ha añadido que intentarán "aprovechar al máximo el tiempo".

El ministro ha manifestado en su visita vespertina al parque, junto al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, al alcalde Joan Ribó y a otras autoridades, que esa primera fase abierta al público "casi parece algo imposible" y supone "la culminación de un sueño, aunque sea parcial, aunque sea solo el 40% del parque que queremos llevar a cabo".

Ribó ha valorado los compromisos "positivos" por parte de Fomento, que "se deben traducir en realidades", y ha advertido de la necesidad de comenzar a trabajar "pronto" para evitar que València sea un "semáforo rojo" en el mapa ferroviario.

Por su parte, Puig ha destacado que es "un día importante" para València y para la Comunitat Valenciana en el que "se ha dado un paso más en coser más la ciudad" después de "muchos años", del esfuerzo de mucha gente y de la "paciencia permanente de los ciudadanos".

De momento, València ha ganado finalmente una gran zona verde a través de un hito urbanístico llamado a cambiar la fisonomía del eje centro-sur de la ciudad. La primera fase del Parque Central ha abierto sus puertas y ha permitido a cientos de personas, entre curiosas e incrédulas, contemplar una infraestructura de la que llevan décadas oyendo hablar.

Jubilados, corredores, padres y madres con niños o parejas recorrieron las instalaciones para conocer sus jardines, huertos, fuentes, las naves rehabilitadas que acogerán dotaciones públicas y los grandes espacios abiertos. Donde antes había descampados, solares y vías muertas, ahora corre el agua y brota vida.

La vegetación es uno de los elementos fundamentales del parque diseñado por la paisajista estadounidense Kathryn Gustafson. El agua es otro de los elementos conectores de una huerta urbana con frutales, 2.000 metros cuadrados de pradera, canales, una pérgola, jardines infantiles...

Tres décadas después de que la idea se plasmara por primera vez en el Plan General de Ordenación Urbana, los valencianos vieron cómo a las 9.00 de la mañana, se abrieron las puertas del recinto, cuya primera fase permite ya el disfrute ciudadano de una gran zona verde y dotacional de 11 hectáreas junto a los barrios de Ruzafa y Malilla.

Un 2%, aún en obras por un litigio

Una esquina de la primera fase del Parque Central sigue todavía en obras. Se trata de la zona anexa a un concesionario de automóviles  en la avenida Peris y Valero, cuyo propietario se negó a desalojarla y tuvo que hacerlo por orden judicial. Este litigio retrasó las obras en esta zona, por lo que ahora deberán licitarse y adjudicarse por separado. Suponen, según fuentes de la Sociedad Valencia Parque Central, el 2% de la superficie, y sobre ella se ejecutarán tanto viales como jardines  una vez se encarguen los trabajos pendientes.

Los amplios espacios y el agua, lo más comentado

Amparo y Antonio. Informáticos. València
"El parque está muy bien terminado, con zonas verdes y espacios para niños. La pérgola es impresionante. Nos gusta porque hay amplias zonas con césped y, pese a estar rodeado de tráfico, no se oye nada. Nos parece bien que lo hayan hecho por fases, porque así esta ya se puede ir disfrutando".

José y Pilar. Jubilados. València.
"Se ve muy bien, aunque quizá las zonas de tierra se llenarán de barro cuando llueva. Nos parece bien que el Parque Central se haya hecho por fases, porque todo lo que se empieza se podrá acabar antes o después. Si no, ahora mismo no habría nada terminado".

Vicenta y Lorenzo. Jubilados. València.
"Acabamos de recorrerlo y nos parece estupendo. Ojalá se pudiera haber teminado en su totalidad. Llaman la atención las láminas de agua, los surtidores y los jardines con tanta vegetación. Habrá que esperar algunos veranos para tener sombras. Hay muchas naves y una alquería".

Consulta aquí más noticias de Valencia.