Pablo Iglesias e Irene Montero
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz en el Congreso de la formación, Irene Montero. Javier Lizón / EFE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se cogerá su baja paternal en enero y le corresponden tres meses, los que le ha cedido su pareja, la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, por lo que permanecerá fuera de la actividad política hasta marzo.

Según informaron a Servimedia fuentes cercanas al líder de Podemos, la previsión es que Montero termine su baja maternal en los próximos días y que a la vuelta de vacaciones ya retorne a la actividad política y sea Iglesias quien se encargue de los niños, que nacieron prematuramente el pasado 3 de julio.

Aunque Iglesias ya consumió el mes de permiso de paternidad que le correspondía propiamente, el hecho de haber nacido dos hijos y de forma prematura hace que Montero disponga de seis meses de baja de maternidad o lactancia, de los cuales ha cedido la mitad al secretario general.

Por ello, en principio Iglesias permanecerá fuera de la actividad política hasta marzo, aunque si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decidiera adelantar a ese mes las elecciones generales, como es una de las alternativas que se sopesan, podría adelantar su retorno.