El Chicle, en la reconstrucción del crimen de Diana Quer
El autor confeso de la muerte de Diana Quer, El Chicle, asiste a la reconstrucción de la desaparición y muerte de la joven madrileña. Cabalar / EFE

El Ministerio del Interior ha publicado un informe analizando los 632 homicidios y asesinatos esclarecidos entre 2010 y 2012 para concluir que el número de hombres víctimas duplica al de las mujeres, con excepción de la violencia familiar, donde el número de mujeres duplica al de los hombres. Ellos mueren asesinados en reyertas (1 de cada 3), y en las mujeres por la violencia de género (1 de cada dos).

En las conclusiones del estudio sus aurores puntualizan que Europa presenta en conjunto las cifras de homicidio más bajas del mundo, con una ratio global de 0,9 por 100.000 habitantes, en una tendencia que se mantiene estable en los últimos años, siendo especialmente relevantes los de tipo interpersonal.

Por su parte, España se sitúa por debajo de la media europea, con una tasa de 0,66 homicidios por cada 100.000 habitantes, en una tendencia también descendente que no alcanza los 400 homicidios al año, con índices de esclarecimiento policial que ronda el 90%.

Un equipo multidisciplinar de expertos policiales y universitarios ha elaborado el que se considera "el primer informe nacional sobre el homicidio en España".

Para ello se recopilaron 632 homicidios esclarecidos entre los años 2010 y 2012 por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE; Policía Nacional y Guardia Civil), en los que se vieron implicadas 661 víctimas y 871 autores. Tratándose de una muestra suficientemente representativa del fenómeno a nivel nacional.

Cuatro de cada diez crímenes es de violencia de género

De este modo, siguiendo la clasificación de las Naciones Unidas, se encuentra que en España el 78% de los homicidios se agrupan en motivaciones interpersonales, quedando con un 18% los cometidos con ocasión de ejercer el autor otras actividades criminales, principalmente el robo. Siendo ya muy infrecuentes los de tipo sociopolítico. El 40% agrupan los relacionados con la violencia de género y resto de violencia familiar.

El promedio mensual es de 18 homicidios, destacando los meses de junio a septiembre, junto a los de abril y octubre. Los fines de semana (viernes a domingo) acumulan el mayor volumen de casos; y la franja horaria más importante es la que transcurre desde las 18.00 a las 6.00 horas.

El jueves, en el horario que va desde las 18.00 a las 00.00 horas, es el espacio con mayor frecuencia de muertes violentas.

El principal medio utilizado por los autores es el arma blanca, seguido por las armas de fuego: en total, casi un 60% de los autores usan alguno de estos dos medios.

En referencia al método de escape de la escena de los hechos, se ubica la huida bien a pie o en vehículo como la principal opción, aunque es un elemento claramente diferenciador entre sexos. En el sexo masculino predominan estas dos primeras opciones, pero en el sexo femenino lo es quedarse en el lugar de los hechos o ser detenida en la misma escena del crimen.

Un análisis pormenorizado del homicidio que sigue a componentes sexuales solo encontró 25 casos en la muestra (el 3,95% del total de los hechos), con un total de 27 víctimas (4%) y 29 autores (3,32%). De estos hechos, 13 estaban relacionados con actividades criminales; y, de ellos, en 3 se produjo una agresión sexual a mujeres a las que siguió el homicidio, que suponen el 0,45% del total de los hechos, lo que da una idea de que en España se trata de un fenómeno muy poco prevalente.

El doble de casos en las ciudades de más de 30.000 habitantes

De modo similar a lo que informan los estudios internacionales, en España se encuentra que las áreas más densamente pobladas (urbanas: poblaciones de más de 30.000 habitantes) acumulan el doble de casos que las rurales: 68% vs. 32%. Además, las zonas urbanas concentran una mayor proporción de víctimas (33,3% vs. 18,1%) y de autores extranjeros (39,3% vs. 26,4%); y en ellas, los homicidas son más jóvenes.

En conjunto, en España las víctimas mortales de sexo masculino llegan casi a duplicar a las del sexo femenino (61,42% vs. 38,43%). Sin embargo, esta comparativa se invierte al considerar toda la violencia familiar (género y resto), donde el número de mujeres víctimas duplica al de los hombres. En el hombre, el patrón más recurrente de muerte es por discusión/reyerta (1 de cada 3 muertes), y en las mujeres es la violencia de género (1 de cada dos muertes).

Por edades de las víctimas, la franja de los 41 a 64 años es cuantitativamente la más importante. La principal causa de muerte entre los mayores de 64 años y los menores de edad es la violencia familiar, excluida la de género. En el grupo de los 41 a 64 años, es la violencia de género.