Búsqueda de Laura Luelmo
Efectivos del GEAS de la Guardia Civil inspeccionan el pantano de Campofrío (Huelva), durante la búsqueda de Laura Luelmo. Julián Pérez / EFE

La búsqueda de Laura Luelmo, la profesora zamorana de 26 años desaparecida en El Campillo (Huelva), se reanudó este domingo con un radio de acción ampliado, y aún con "la esperanza de encontrarla viva".

Así lo confirmó el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, Ezequiel Romero, en una atención a medios al inicio de la reanudación de la búsqueda, que este pasado sábado quedó suspendida por falta de luz.

El coronel explicó que no se descarta "ninguna hipótesis", si bien puntualizó que la de una posible marcha voluntaria de esta joven "nunca la hemos tenido en la cabeza", de forma que se piensa que "haya tenido algún accidente o haya alguna segunda persona implicada" en su desaparición.

En esa línea, Romero incidió en que "lo más importante es encontrar el cuerpo de Laura", y "todavía tenemos la esperanza de encontrarla viva, que haya tenido algún accidente y esté todavía en algún sitio refugiada". "Ojalá sea así", expresó el coronel de la Guardia Civil.

Tras una mañana de búsqueda en la que participaron voluntarios —sin lograr resultados sobre su paradero—, por la tarde el dispositivo continuó solo con efectivos de cuerpos profesionales de seguridad.

Este domingo, al haber realizado ya inspecciones alrededor del pueblo, se decidió usar vehículos a motor que cada voluntario llevó de forma particular "para ampliar el radio" de búsqueda, según explicó la misma fuente, que detalló que además "se ha realizado un rastreo a pie con un grupo más minoritario".

La UCO y el GEAS se unen al dispositivo

Previamente, Romero agregó que "nuestra labor es coordinarlos a todos para que no quede ninguna zona sin mirar", y confirmó que, además, la Guardia Civil cuenta con sus unidades de investigación que "siguen mirando todo lo que se encuentra y analizando cualquier vestigio que nos pueda dar luz para averiguar el paradero de Laura".

Explicó además que en la investigación participan no solo las unidades propias de la provincia, sino que "hemos pedido que para este caso vengan también los mejores de la Guardia Civil", que "no repararán en investigar nada". Así, desveló que efectivos de la Unidad Central Operativa (UCO) procedentes de Madrid se desplazaron desde este sábado a esta localidad onubense para sumarse a la investigación.

Asimismo, también está movilizado el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, que "están mirando el pantano de Campofrío, porque no descartamos nada sobre dónde encontrar el cuerpo de Laura", y también se dispone de búsqueda "tanto por el aire como con unidades caninas" y perros que acudieron incluso de Cádiz y Santiponce (Sevilla).

"Cualquier persona puede ser sospechosa"

Sobre la investigación, el mando de la Guardia Civil comentó que "no tenemos una línea clara, que digamos que es la que nos puede llevar al paradero" de esta joven, que desapareció en una zona "montañosa", por lo que "la probabilidad de localizar exactamente dónde estaba es un poco más dificultosa", según lamentó.

En ese sentido, recordó que fue el pasado miércoles "sobre las ocho de la tarde" cuando se registra "la última señal que daba su móvil", que denota que "tenía alguna base de datos abierta".

A preguntas de los periodistas, Romero indicó que "no tenemos a nadie en concreto que sea el sospechoso número uno" de la desaparición de esta profesora, y al respecto comentó que, "en un principio, cualquier persona puede ser sospechosa", si bien aclaró que "por redes sociales se están diciendo muchas cosas que no son ciertas".

"Preocupación extrema"

También atendió a los medios en El Campillo la subdelegada del Gobierno en Huelva, Manuela Parralo, quien expresó la "preocupación extrema que todos sentimos" por este caso, y quiso agradecer el comportamiento de la gente de "pueblos aledaños y de más lejos que viene a ayudar", algo que "a la familia le produce una cierta tranquilidad dentro de la enorme preocupación que todos sentimos", según comentó.

Tras señalar que "estamos en las mejores manos" en cuanto a la investigación, la subdelegada también explicó que a la familia de la joven desaparecida "se le ha ofrecido ayuda psicológica".

Laura Luelmo llevaba residiendo en El Campillo desde el pasado 4 de diciembre, es maestra, estaba haciendo una sustitución en un colegio de Nerva (Huelva) y empezó a trabajar el martes de la semana pasada, según explicó este pasado sábado el coronel jefe de la Guardia Civil.

Consulta aquí más noticias de Huelva.