Amazon
Imagen de archivo de un paquete de Amazon. AMAZON

La vieja costumbre en estadounidense de que el repartidor deje en el exterior de la viviendas los paquetes ha desatado una oleada de robos en las entregas de Amazon en la ciudad de Jersey.

Para detener esta oleada y atrapar a los ladrones, la policía de Jersey, aliándose con Amazon, ha comenzado a colocar paquetes falsos con GPS en su interior. Pero esto no se queda ahí, y es que, según ha publicado The Verge, muchos agentes del departamento se han ofrecido voluntarios para colocar cámaras en la puerta de sus casas.

Esta no es la primera vez que se lleva a cabo esta iniciativa para impedir que se produzcan más robos en las entregas de paquetería, ya que en otros estados como Oregon, California y Nuevo México se han implantado estos dispositivos de forma temporal, como informa Gizmodo.

Iniciativas de Amazon

Por su parte, Amazon ha hecho pública muy poca información respecto a las cifras de hurtos que se producen, pero ya se considera un problema grave para la compañía, que ha comenzado a lanzar propuestas para solucionar este contratiempo.

Entre ellas, Amazon plantea sistemas de casilleros automáticos o que los conductores tengan la posibilidad de desbloquear la puerta principal de los clientes y dejar los paquetes gracias a la tecnología de Amazon Key.

Aunque también hay varias propuestas exentas de tecnología, como sugerir a un vecino para que reciba la entrega si el destinatario no está en casa, o un punto de recolección local.