Ministerio de Economía
Imagen de la sede del Ministerio de Economía en Madrid. Luis García / WIKIPEDIA

España tendrá por fin a principios de 2019 su propia autoridad macroprudencial, un organismo que Europa recomendó desde el año 2011 y que ahora aspira a pinchar burbujas económicas para evitar que se repitan crisis como las del pasado.

En el año de la salida a bolsa de Bankia, al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y al del resto de los principales países europeos se les dio de plazo hasta julio de 2013 para crear una autoridad macroprudencial, aunque todavía ni España ni Italia la han creado.

Desde su llegada a mediados de este año al Ministerio de Economía, Nadia Calviño se encargó de promover, de la mano del Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la Dirección General de Seguros (DGS), la creación de este organismo.

La Autoridad Macroprudencial Consejo de Estabilidad Financiera será una realidad a principios de 2019, gracias a que este viernes se ha sacado a consulta un borrador del real decreto para su creación y se ha aprobado en el Consejo de Ministros un real-decreto ley para dotar a los organismos supervisores de nuevas herramientas.

El Banco de España podrá hacer frente a los peligros de una burbuja gracias a que podrá establecer límites al crédito evitando, por ejemplo, que las hipotecas consuman buena parte de los ingresos o supongan un porcentaje muy alto del valor del inmueble. Además, podrá establecer límites a la concentración sectorial y fijar un colchón de capital anticíclico.

La CNMV se dota de herramientas para fijar requerimientos mínimos de liquidez y obligar a los fondos a tener un mínimo de activos de calidad para atender peticiones de sus partícipes en momentos puntuales, han explicado fuentes del Ministerio de Economía.

La DGS pasa a tener facultad para fijar límites a la exposición a determinados sectores o activos, así como a la transferencia de riesgos y carteras. Al dotar de herramientas macroprudenciales en el ámbito de los fondos de inversión y de seguros, España es pionera.

Por las familias y las empresas

Desde Economía confían en que los supervisores cuenten ahora con instrumentos adecuados para prevenir y mitigar posibles burbujas que pudieran terminar afectando a la economía real: familias y empresas.

Esta ampliación de competencias es el primer paso para la creación de la Autoridad Macroprudencial, cuyo borrador de real decreto estará en consulta hasta el 26 de diciembre, luego pasará a dictamen del Consejo de Estado y finalmente será aprobado en Consejo de Ministros.

Dicha autoridad será un órgano colegiado, sin personalidad jurídica propia, adscrito al Ministerio de Economía pero con independencia funcional.  

La gestión de las herramientas macroprudenciales se deja a los supervisores, pero estos deberán comunicar a la autoridad con una antelación de al menos siete días —o dos en caso de urgencia— su intención de activar, recalibrar o desactivar cualquier medida.

Está previsto que la nueva autoridad cuente con un consejo y un comité técnico.

El consejo se reunirá al menos una vez cada seis meses, estará presidido por Calviño y contará con el gobernador del Banco de España como número dos, con la subgobernadora, el presidente y la vicepresidenta de la CNMV, la secretaria de Estado de Economía y el responsable de la DGS.

El comité técnico, sin embargo, se verá trimestralmente y las riendas las llevará la subgobernadora del Banco de España, acompañada del secretario y la directora del Tesoro, el responsable de la DGS y otros miembros del Banco de España y la CNMV.  

Desde Economía destacan que esta autoridad macroprudencial emitirá un informe anual recogiendo sus opiniones, recomendaciones y advertencias, y estará sujeto a control parlamentario, ya que la ministra de Economía comparecerá al menos una vez año para dar cuenta de las labores desempeñadas.