Los trabajadores de la fábrica de Alcoa en A Coruña han vuelto a salir este viernes a la calle con una manifestación que ha partido en torno a las 15,30 horas desde el edificio de sindicatos y donde concluirá, tras un recorrido que incluye la avenida de Alfonso Molina, en los accesos a la ciudad.

Antes de la partida de la manifestación, con la presencia de compañeros de la planta de Avilés (Asturias) -que Alcoa también pretende cerrar-, el presidente del comité de empresa de A Coruña, Juan Carlos López Corbacho, ha explicado que su intención con esta nueva protesta es "visibilizar" su situación "y reclamar una solución para el conflicto".

Así, sobre las reuniones en la mesa negociadora constituida con la empresa tras la presentación del expediente de regulación de empleo (ERE) extintivo, ha dicho que la multinacional mantiene su postura de rechazar la retirada del mismo.

Además, ha considerado que existe una "estrategia" por parte de Alcoa para "ralentizar" las reuniones. "Las tardes las pasamos casi completas tratando de firmar el acta anterior, pensamos que puede ser una estrategia", ha lamentado tras los dos encuentros celebrados esta semana.

Con todo, ha instado a la empresa a valorar el decreto aprobado por el Gobierno sobre las consumidoras electrointensivas para plantearse la retirada del citado expediente.

Corbacho ha aprovechado también para pedir al Gobierno "que se active en este proceso y que busque ya una solución". "Tiene que implicarse más de lo que lo está haciendo", ha recalcado.

Al respecto, ha subrayado que "lo que hay encima de la mesa son soluciones a medio y largo plazo, no inmediatas que es lo que necesitamos".

REUNIÓN CON SÁNCHEZ

Por otra parte, ha instado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a responder a su solicitud de reunión con la comisión negociadora y con presencia de representantes sindicales de las dos plantas afectadas por el anuncio de cierre. "Para que nos cuente como está el Gobierno con las gestiones y lo que queda por hacer", ha señalado Corbacho.

La movilización, en la que los trabajadores han vestido sus habituales camisetas naranjas en contra del cierre y en la que participan, según la Policía Local, unas 500 personas, está provocando retenciones en el tráfico.

Sin embargo, desde la Policía Local se ha destacado el hecho de que son "pocas" debido a los desvíos del tráfico por otras zonas y porque la ciudadanía respondió al llamamiento para el uso de otros viales, en lugar de Alfonso Molina.

De hecho, el Sector de Tráfico de la Guardia Civil recomendó no hacer uso de esta vía entre las 15,00 y las 18,00 horas para la entrada o salida de la ciudad, recomendando en tal caso realizar este tipo de desplazamientos a través de la Tercera Ronda AC-1.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.