Mariló Montero/ europapress
Mariló Montero. MARILÓ MONTERO/ EUROPAPRESS

La periodista Mariló Montero ha respondido a las disculpas de Pablo Iglesias por la broma machista que hizo en el pasado.

"Su comparecencia en el Senado parecía más una comedia porque terminaron todos riéndose", comenzó diciendo en el programa Onda Cero

Asegura que al hablar "no pareció serio" y que pedir perdón y pedir disculpas no son lo mismo. "Él ha elegido bien el pedir disculpas, ya que significa que no sientes lo que has hecho", al contrario que pedir perdón.

Montero no quiere continuar con el tema más tiempo, ya que se remonta al año 2016, pero explica que nadie salió en su defensa en el momento en que el MeToo estaba en efervescencia.

Lo que le choca es "la falta de respeto de Iglesias" que nunca accedió a darle una entrevista a la insultada. "Se esconde en un bolígrafo, en risas y en recitar versos", continúa.

Iglesias dijo que se trataba de "una conversación privada". Montero explica que al decir que "la azotaría hasta que sangrase", se definió "como perverso y psicópata, esa es la cara b de lo nacional-popular" ha dicho. 

"Un psicópata carismático se distingue por falta de empatía, por mentir, porque tienen un talento para la manipulación especial, porque son egocéntricos y incapaces de sentir remordimiento", explica Montero asegurando que éste es el perfil de Iglesias.

El político pidió disculpas el pasado jueves, dijo que sentía "mucha vergüenza de haber hecho en un mensaje una broma machista imperdonable".

En 2016 Pablo Iglesias fue denunciado por la periodista por una presunta conversación con Monedero donde asegura que la "azotaría hasta cansarse."