Pristina
Pristina, capital de Kosovo Berat Hoxha / Wikimedia Commons

La OTAN afirmó este viernes que "reexaminará" su presencia en Kosovo después de que el parlamento de este país decidiera que convertiría su limitada Fuerza de Seguridad de Kosovo en un ejército, algo que, según la Alianza, constituye un movimiento "inoportuno" que pone en riesgo las relaciones ya de por sí tensas del pequeño estado con su vecina Serbia, país del que se independizó en 2008 (y que, a día de hoy, no reconoce siquiera su independencia).

"La OTAN apoya el desarrollo de la KSF bajo su actual mandato. Con el cambio de mandato, el Consejo del Atlántico Norte tendrá que reexaminar el nivel de compromiso de la OTAN con la Fuerza de Seguridad de Kosovo" indicó el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, en un comunicado.