Las bicicletas deberán abandonar las aceras de Barcelona en cuatro días

Una ciclista en bicicleta por el frente marítimo de Barcelona.
Una ciclista en bicicleta por el frente marítimo de Barcelona.
ACN

Desde que el equipo municipal de Ada Colau en Barcelona anunció en agosto que con la llegada de 2019 las bicicletas solo podrían circular por las aceras de más de cinco metros de ancho, que son una minoría, han pasado ya más de cuatro meses y el próximo martes 1 de enero, con los ciclistas avisados con esta antelación y tras un mes de campaña informativa, llegará el momento de que la prohibición entre en vigor. Se trata, sin embargo, de una medida que es vista con recelo por entidades de usuarios de la bici, que creen que la ciudad no está suficientemente preparada para aplicarla.

En la actualidad, los ciclistas pueden moverse por las aceras de un mínimo de 4,75 metros, una anchura solo 25 centímetros inferior al nuevo límite, pero que es la que tienen la mayoría de espacios para peatones del distrito del Eixample y gran parte de los de Sant Martí.

Sin embargo, el Ayuntamiento ha decidido poner fin a la moratoria que lo permite, al considerar que ya existe suficiente infraestructura segura para los ciclistas en calzada. "Ahora la ciudad ya está preparada, con un carril bici a menos de 300 metros de la casa del 90% de los barceloneses", apuntó en verano la teniente de alcaldía de Ecologia, Urbanisme i Mobilitat, Janet Sanz.

Con el fin de la moratoria, no solo se deberá circular por las aceras de más de cinco metros, sino que además estas tendrán que contar con al menos tres metros de espacio libre, el mismo que deben tener las que por su medida son aptas para bicicletas ahora. Solo será posible librarse de la nueva norma y seguir usando los bordillos de 4,75 metros en dos casos: cuando sea de noche, entre las 22 y las 7 horas, y si quienes conducen la bici son menores de 12 años o adultos que les acompañan. El importe de las multas por no respetar el reglamento será de entre 100 y 500 euros, en función de la peligrosidad que comporte el incumplimiento.

Aunque el gobierno municipal sostiene que Barcelona ya está lista para estos cambios, los kilómetros de carril bici con los que cuenta la ciudad son unos 200, muy por debajo de los 300 que prometió el equipo de Ada Colau para este año cuando llegó al Consistorio en 2015. Sin embargo, son el doble que los 116 que había entonces y para el Ayuntamiento eso es suficiente para que las aceras se puedan reservar para el peatón (con algunas excepciones).

No opinan lo mismo en la asociación Amics de la Bici, pues creen que Barcelona no estará  preparada hasta que todas las calles donde los vehículos a motor pueden llegar a 50 kilómetros por hora –la mayoría– tengan un carril para bicicletas o hasta que el límite de velocidad de estas vías disminuya.

Albert García, miembro de la entidad, considera que los problemas que causan los ciclistas en las aceras no son tan graves como para vetárselas y señala que los peatones atropellados por bicicletas son pocos –según cifras municipales, de los 67 viandantes que resultaron heridos de gravedad el año pasado por atropellos, solo dos fueron arrollados por estos vehículos–. Además, critica que muchos carriles bici se construyen muy estrechos.

Últimos días para pedir ayudas para bicis eléctricas

El próximo lunes 31 de diciembre termina el plazo para solicitar las subvenciones de 250 euros que concede el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) para la compra de bicicletas eléctricas, siempre que estas no superen los 1.350 euros.

En esta convocatoria, este organismo ha destinado 125.000 euros para ayudar a la adquisición de 500 bicis. Desde el año 2014, ha facilitado la compra de 3.300 a los ciudadanos.

Cambios en el Bicing

En enero llegará el nuevo Bicing, que funcionará las 24 horas y tendrá 7.000 bicicletas –1.000 eléctricas– y 95 estaciones más.

Al año costará 50 euros tanto para bicis convencionales como eléctricas. Ahora los usuarios de las primeras pagan tres euros menos y los de las segundas, 11 más.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento