Carmen Calvo
La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo. J.J. Guillen / EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha zanjado este jueves que las mujeres víctimas de agresiones sexuales "son tan iguales" como otras y ha considerado que "tienen que ser creídas sí o sí, siempre", como "cualquier otro sujeto" en cualquier "otro delito".

Preservar la libertad sexual de las mujeres pasa por "aceptar la verdad de lo que dicen", y en ello la segunda sentencia que confirmó la condena a La Manada por abusos sexuales ha supuesto un "paso al frente" porque "se cree" a la víctima, ha afirmado Calvo en su comparecencia ante la Comisión de Igualdad del Senado. 

"Las mujeres tienen que ser creídas sí o sí, y siempre con las mismas categorías procesales que cualquier otro sujeto para cualquier otro tipo de controversia o de delito", ha enfatizado la ministra de Igualdad el mismo día en el que se reúne la Comisión General de Codificación para revisar la tipificación de los delitos sexuales en el Código Penal.

En su opinión, este órgano consultivo del Ministerio de Justicia va a trabajar en la dirección de que "la libertad sexual de las mujeres se preserva cuando el consentimiento de la mujer es claro".

"Y el consentimiento de la mujer claro se puede formular de una manera o de otra: no es no y sí es sí, ya está, no hay que darle más vueltas a esto", ha insistido.

Educación sexual

La vicepresidenta ha instado también a "perder el miedo" y "ser valientes y responsables" para instaurar la educación sexual y afectiva en las aulas ante la facilidad "inquietante" con la que los menores acceden a contenidos pornográficos e imágenes estereotipadas de la mujer.

Según Calvo, "no estamos yendo a mejor" en cuestiones como "el respeto a los sentimientos, a la libertad sexual, a la vida" entre los jóvenes, y ésta es una "preocupación que va a estar presente en la ley de educación que el Gobierno va a abordar este viernes" en el Consejo de Ministros.

Una ley que, ha añadido la ministra de Igualdad en su comparecencia en el Senado, "va a tener que ver mucho con articular la educación a través de un criterio fundamental de igualdad", porque la desigualdad que hoy afecta a las mujeres comienza "cuando son niñas en el sistema educativo". 

Publicidad sexista

Calvo ha arremetido contra la publicidad sexista y ha advertido de que las "imágenes estereotipadas, inferiorizantes e irrespetuosas" que transmite "acaban destrozando" el trabajo que hace "un país como el nuestro" por la igualdad.

Así, ha invitado a los grupos a "encontrar en el marco común de todos algo muy rotundo que decir sobre cómo nuestros niños y niñas acceden a la pornografía" y que también traslada ese tipo de imágenes.

"Nuestros niños y niñas acceden con una facilidad enorme a la pornografía, de manera bastante inquietante, hasta el punto de que la educación sexual que tienen es la de la pornografía", ha censurado la ministra de Presidencia.

"No debemos tener miedo a esto, ninguno. Otra cosa diferente es que vayamos a encontrar acuerdos ajustados", ha precisado Calvo.