La CGT instalará una placa de homenaje en la tapia que separa el cementerio viejo del nuevo, donde se cree que fueron asesinadas varias personas durante la Guerra, en un acto que dará comienzo a las 11.00 horas.

El sindicato ha señalado que en dicho acto no solo se limitarán a "hacer justicia con las personas caídas por la causa libertaria", sino que honrarán "su muerte y su vida deshaciendo una de las infamias a las que los asesinos las quisieron condenar: el olvido".

CGT ha explicado que no conocen el nombre de todas las personas "abatidas por el odio en esta tapia", pero sí saben que entre ellas se encuentra el fotógrafo anarcosindicalista Manuel Blanco Sampedro, que murió allí el 17 de agosto de 1936 "por las mismas manos homicidas que acabaron con la vida de Juan Antonio Gaya Tovar, padre de Juan Antonio Gaya Nuño, y otros presos republicanos".

Otra de las personas cuyo nombre conocen es Hilario Borobio Cuenca, trabajador del CNT del Pantano de la Cuerda del Pozo, que según explica CGT fue ajusticiado en la tapia del cementerio soriano en 1938.

Consulta aquí más noticias de Soria.