El conseller Miquel Buch saluda al comisario de los Mossos Ferran López.
El conseller Miquel Buch saluda al comisario de los Mossos Ferran López. CONSELLERIA DE INTERIOR - Archivo

En una rueda de prensa que ha tenido lugar este jueves en el Departament d'Interior, el conseller Miquel Buch ha afirmado  que a los Mossos d'Esquadra "no les corresponde aconsejar o desaconsejar" la Llotja de Mar para celebrar el Consejo de Ministros del 21 de diciembre en Barcelona, ya que su misión es garantizar la seguridad y el orden público. "La decisión del espacio le corresponde a los convocantes de dicho evento", ha dicho.

El conseller ha avalado que la seguridad estará asegurada ya que los Mossos han demostrado garantizarla constantemente por lo que su "confianza con ellos es plena", ha afirmado.

Buch ha ratificado que los Mossos han realizado una revisión critica "de cada operativo y de cada lugar" como se hace siempre en estos casos "venga el presidente Sánchez, venga la señora Merkel o el señor Macron", declara.

Además el conseller ha explicado que existirá un trabajo de coordinación entre el cuerpo con la Guardia Urbana y con los cuerpos policiales del estado, como ocurre en eventos importantes de estas características.

Mandos de la Policía Nacional y de los Mossos d'Esquadra comenzaron a tratar este martes aspectos técnicos relativos al Consejo previsto en la Casa Llotja de Mar, aunque sin cerrar aún el número de efectivos que se movilizarán ni de qué cuerpo policial serán.

El dispositivo está "en proceso de diseño", con especial atención a las movilizaciones convocadas por los Comités de Defensa de la República (CDR) y plataformas independentistas coincidiendo con la reunión del Gobierno de Pedro Sánchez.

Ante las posibles bajas laborales que algunos Mossos puedan solicitar como modo de protesta este 21 de diciembre, Buch ha advertido que aún no han tomado una decisión al respeto pero que si necesitan a los agentes por motivos de seguridad, pueden obligarles a estar de servicio igual que ocurrió el pasado 17 de agosto del 2017 con motivo de los atentados en Barcelona.

La consellera de la Presidencia, Elsa Artadi, ha asegurado este mismo jueves, en una entrevista de Onda Cero, que en una reunión técnica el martes en la Delegación del Gobierno se expresó que la Llotja de Mar "no era el sitio más idóneo para no afectar a la normalidad de la vida en Barcelona", según criterios técnicos y no políticos, ha matizado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.