Según ha informado el Instituto Armado, el pasado día 18 de noviembre presentó una denuncia por el hurto de 18 terneros en una explotación ganadera de su propiedad entre los meses de septiembre a noviembre.

La Guardia Civil ha realizado varias investigaciones, en el marco de las que averiguó que uno de los terneros fue sacrificado en el matadero de Celanova en febrero de 2017.

Por ello continúa con las averiguaciones porque "existen sospechas fundadas", asegura la Benemérita, "de la venta ilegal de terneros" a particulares, "que serían sacrificados en sus propios domicilios, sin llegar a pasar controles sanitarios", puntualiza.

Las diligencias instruidas en relación con estas pesquisas han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Bande, han informado las mismas fuentes.

Por otra parte, la Guardia Civil de Ponte Barxas ha tomado declaración en calidad de investigada a M.V.P., de 53 años y vecina de Quintela de Leirado, como presunta autora de un delito de

defraudación de fluido eléctrico por conexión ilegal a la red eléctrica.

Consulta aquí más noticias de Ourense.