Casa Llotja de Mar (Barcelona)
Casa Llotja de Mar (Barcelona), en una imagen de Wikipedia. WIKIPEDIA

Los Mossos d'Esquadra desaconsejaron la Llotja de Mar para celebrar la reunión del Consejo de Ministros del 21 de diciembre en Barcelona, según ha confirmado la consellera de Presidencia, Elsa Artadi, en declaraciones a Onda Cero.

Artadi ha apuntado que en una reunión este martes en la delegación del gobierno español en Cataluña, los Mossos ya alertaron de que esta ubicación "tendría más afectaciones en la movilidad y en la normalidad del día a día", y más teniendo en cuenta que es una jornada de arranque de las vacaciones de Navidad en las escuelas. Son criterios "técnicos, policiales", ha dicho Artadi, "no políticos". En este sentido, ha apuntado que habría otras ubicaciones más idóneas, y ha citado el Palauet Albéniz, en Montjuic.

La Llotja de Mar está en pleno centro de la ciudad y cerca de vías de comunicación importantes, como la Ronda Litoral o Vía Laietana. El día 21, además, es el último día de las escuelas, ha recordado Artadi. Todo ello puede provocar problemas de movilidad y afectar el día a día de la ciudad. Este es el mensaje que los Mossos trasladaron en una reunión de coordinación policial el pasado martes a la delegación del gobierno español en Cataluña, un encuentro previsto hacía semanas.

Según ha apuntado la consellera, en aquel encuentro se pusieron sobre la mesa diferentes ubicaciones, y los Mossos ya apuntaron que por criterios técnicos este "no era el lugar más idóneo". El Palauet Albéniz, que estaba entre las opciones, hubiera sido más aconsejable porque hubiera tenido menos repercusiones en materia de movilidad. "Son todo criterios técnicos, de los agentes, no criterios políticos", ha reiterado.

La consejera ha explicado que el operativo de seguridad se empezó a trabajar martes, porque es cuando se conoció de forma oficial la ubicación escogida. Ha remarcado que la obligación del Gobierno es garantizar "todos los derechos, tanto el de la reunión del Consejo de Ministros como el derecho a protesta o a huelga". Sí que ha aprovechado para hacer un "llamamiento a tener actitudes cívicas y pacíficas, queson las que siempre ha tenido el movimiento independentista".

Al preguntarle si cree que el gobierno español ha optado por esta ubicación porque busca los desórdenes públicos, Artadi ha dicho que espera que no, y ha explicado que hay malestar en una parte de la sociedad catalana no tanto porque el Consejo de Ministros se reúna en Barcelona, sino por la fecha escogida, "que suena como un punto de provocación", puesto que hará un año de las elecciones del 21-D convocadas por Mariano Rajoy a través de la aplicación del artículo 155. La consellera cree que no se ha hecho seguramente "por voluntad", sino que el gobierno español no pensó.

Garantizar el Consejo de Ministros y el derecho a protesta

Artadi ha asegurado este jueves que el próximo 21 de diciembre la obligación, el deseo y el compromiso del Govern "es garantizar todos los derechos": tanto el de celebrar la reunión del Consejo de Ministros, como el derecho a protesta, a la manifestación y el de huelga.

Ha expresado que ante esta cita "hay malestar en una parte de la sociedad catalana" no tanto por la reunión en sí, sino por la fecha escogida.

Ha abundado que dicha fecha "para parte de la población suena a punto de provocación, porque es el día que justo hará un año de unas elecciones impuestas por Mariano Rajoy en el que el independentismo tuvo que hacer una campaña muy complicada con los líderes en prisión y en el exilio".

Unas lecciones catalanas que, según ella, "han tenido unos resultados electorales que no se han podido implementar por la intervención de los jueces españoles", con cuatro intentos de investidura fallidos, ha precisado.

Asimismo, ha indicado que según sus datos, no se produce un Consejo de Ministros en Barcelona "desde la época de Franco".

Sobre si llama a los CDR a no boicotear la presencia del Gobierno en Catalunya, Artadi ha sentenciado: "Hacemos un llamamiento siempre y a todo el mundo a tener actitudes cívicas y pacíficas, que es la que siempre ha tenido el movimiento independentista".

Sobre las cartas enviadas el lunes por el Ejecutivo de Pedro Sánchez tras el corte de los CDR en la AP-7 y el levantamiento de barreras de peajes durante el puente de la Constitución, ha considerado que "suena mucho a una cortina de humo, a una polémica realizada a través de los medios".

"Si hay una preocupación verdadera de qué pasa el sábado, si hay una preocupación sincera de qué pasa el domingo, no te esperas al lunes a hacer un contacto epistolar entre gobiernos".

No se cierra a una reunión Torra-Sánchez si no es "protocolaria"

Artadi no ha cerrado la puerta a la celebración de una reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, si puede tener contenido político y no es meramente "protocolaria".

Ha remarcado que desde la Generalitat no han recibido "ninguna propuesta del Gobierno español" para celebrar esta reunión entre presidentes, "más allá de los mensajes que puedan haber transmitido a través de los medios".

"No tenemos propuesta formal ni de la reunión en sí, ni mucho menos sobre el contenido. Por lo tanto, no podemos responder a una invitación que no existe", ha apuntado.

Para Artadi, "lo importante" en este caso "sería saber cuál ha de ser el contenido de la reunión" y aclarar si el Gobierno de Sánchez la plantea como "una reunión protocolaria" o bien como "una reunión en la que se deben tratar temas políticos".

Tras recordar que la Generalitat ha propuesto formalmente celebrar una "cumbre de gobierno a gobierno" el 21 de diciembre, coincidiendo con la reunión del Consejo de Ministros en Barcelona, Artadi ha dejado la puerta abierta a un posible encuentro entre presidentes: "Nunca estamos cerrados, al contrario. Seguimos haciendo apelaciones al diálogo".

Según Artadi, con "todo lo que sea hablar de política" y buscar "caminos de negociación" para solucionar el conflicto político en Cataluña, el Govern está "no solo abierto", sino que "lo aplaude y lo incentiva".

Por otra parte, Artadi ha emplazado a Pedro Sánchez a elegir entre el "camino" que marcan PP, Ciudadanos y Vox o el "camino del diálogo", que debe implicar, a su juicio, "pasar a los hechos, a la negociación, a mesas de trabajo que puedan llegar a materializar una solución política" para Cataluña.

Un nuevo Estatut, en su opinión, no puede plantearse como la solución al conflicto ya que solo "una pequeña minoría en Cataluña apuesta" por ello y el PSC ni tan solo tiene "suficientes diputados" para impulsar una reforma desde el Parlament.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.