Michael Cohen, exabogado de Trump
Michael Cohen (centro), exabogado de Donald Trump. EFE/JUSTIN LANE

Michael Cohen, exabogado de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha sido condenado este miércoles a tres años de prisión por silenciar durante la campaña electoral de 2016 a dos mujeres que supuestamente mantuvieron relaciones extramatrimoniales con Trump.

La Fiscalía solicitó una pena de entre 51 y 63 meses por la "seriedad" de las "desvergonzadas violaciones" de las leyes electorales cometidas por Cohen, así como por haber realizado "de forma deliberada" declaraciones "falsas" sobre las negociaciones de una supuesta Torre Trump en Moscú que finalmente no se llevó a cabo.

Cohen, que acudió al tribunal acompañado de su mujer y dos hijos, se declaró culpable de ocho delitos por evasión de impuestos, falsas declaraciones a un banco y violaciones de la ley de financiación de campañas electorales.

6 de marzo: fecha límite para entrar a prisión

El juez William H. Pauley III, que valoró la cooperación de Cohen con las autoridades, también sentenció al cercano colaborador de Trump, el primero en ser condenado a prisión, a pagar una multa de 50.000 dólares.

Cohen, quien durante su testimonio final de este miércoles aseguró que su "debilidad" había sido tener una "ciega lealtad a Trump", tendrá hasta el próximo 6 de marzo para presentarse ante las autoridades e ingresar en prisión.

Ante el juez también asumió "toda la responsabilidad por cada acto por el que me declaré culpable", incluidos aquellos en que implican al "presidente de Estados Unidos".

Antes de leer la sentencia, el juez Pauley también subrayó que, como abogado, Cohen debería haber sido consciente de lo que hacía y aseguró que en su carrera prosperó logrando acceso a personas "ricas y poderosas", hasta que él mismo se convirtió en una de ellas.