Pisos turísticos
Un turista con maletas en el distrito Centro. JORGE PARÍS

El Tribunal Supremo (TS) ha anulado por "desproporcionados" dos artículos, uno de ellos de forma parcial, del Decreto 79/2014 que regula los apartamentos y las viviendas de uso turístico de la Comunidad de Madrid y entre cosas, rechaza que estos pisos tengan que inscribirse en el registro de empresas para darse publicidad.

Así consta en una sentencia fechada el pasado 10 de diciembre, en la queestima el recurso interpuesto por la Asociación Madrid Aloja contra una sentencia sobre este asunto dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que ahora anula. Además, los magistrados estiman de forma parcial el recurso interpuesto por esta asociación contra el citado Decreto dictado el 10 de julio por la Comunidad de Madrid.

Primero, se anula la exigencia de que el plano de la vivienda firmado por un técnico competente, del que deben disponer todos los propietarios, esté además "visado por el colegio profesional correspondiente". En segundo lugar, se anula el artículo que obliga a estas viviendas a hacer constar "en toda forma de publicidad" de las mismas el número de referencia de su inscripción en el Registro de Empresas.

El Supremo resalta que el propio letrado de la Comunidad de Madrid admite que la inscripción en el Registro no es obligatoria, por lo que carece de justificación imponer que el número de registro figure en toda forma de publicidad. Los dos artículos anulados del Decreto se unen al que ya fue declarado nulo por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en sentencia de mayo de 2016, que disponía que las viviendas de uso turístico no podían contratarse por un periodo inferior a cinco días. Esta nulidad del artículo del Decreto, el 17.3, se mantiene puesto que no fue objeto del recurso de casación.

El Ayuntamiento de Madrid clausura 710 pisos turísticos

El Ayuntamiento de Madrid, por otro lado, ha clausurado 710 pisos y ha firmado 338 órdenes de cese de actividad después de inspeccionar cerca de 7.000 pisos, la mayoría en Centro, donde se han revisado 3.732, ha informado este lunes el Consistorio en un comunicado a partir de los datos de la Agencia de Actividades a raíz de la campaña de inspección de viviendas de uso turístico iniciada en agosto.

La campaña ha tenido como resultado un total de 6.926 viviendas inspeccionadas, de las cuales se ha comprobado que 967 se dedican al alojamiento turístico. Por el momento se han iniciado expedientes de cese y clausura para 710 de ellas y se han firmado 338 órdenes de cese de la actividad. De éstas, se ha finalizado el expediente en 23 viviendas que estaban legalizadas y en otras tres que se encuentran en trámite de alta.

La mayoría de las viviendas inspeccionadas se encuentran en el distrito Centro (barrios de Palacio, Embajadores, Sol, Cortes, Justicia y Universidad), donde se han inspeccionado un total de 3.732 viviendas de las que 729 se dedican al alquiler turístico. El resto se encuentran en los distritos situados dentro de la almendra de la M-30.

Consulta aquí más noticias de Madrid.