Feliu Joan Guillaumes, diputado del PDeCAT
Feliu Joan Guillaumes, diputado del PDeCAT CONGRESO - Archivo

El pleno se está prolongando más de lo habitual por la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre la situación en Cataluña y la repercusión del 'brexit' en España.

Así las cosas, la sesión de esta tarde ha sido pospuesta y no se celebrará una vez concluya el pleno, tal y como estaba previsto en un principio.

La primera comparecencia, la del exsubsecretario de Fomento Mario Garcés, estaba fijada para las 16,00 horas, y la segunda, la del expresidente de Renfe Operadora José Teófilo Serrano, para las 17,00 horas. Pasadas las 17,00 horas, puesto que aún continúa la sesión plenaria, la mesa de la Comisión ha decidido desconvocar las comparecencias.

AL FRENTE CUANDO SE ALERTÓ DEL PELIGRO DE LA CURVA

Serrano estaba al frente de la operadora ferroviaria cuando, en diciembre de 2011, un jefe de maquinistas avisó de la peligrosidad de la curva de Angrois, donde el descarrilamiento del convoy el 24 de julio de 2013 significó 80 muertes y 144 heridos.

Esta advertencia se produjo dos semanas después de la inauguración de la línea y año y medio antes del accidente, por el que están investigados tanto el maquinista como el exjefe de seguridad de Adif.

En su aviso, el jefe de maquinistas de Renfe en Ourense, José Ramón Iglesias Mazaira, indicaba que el frenado en la curva de A Grandeira debía realizarse "de una forma brusca sin un aviso previo por señalización de la vía" en un tramo en el que ya no estaba instalado el Sistema Europeo de Gestión del Tráfico Ferroviario (ERTMS), sino el de Anuncio de Señales y Frenado Automático (ASFA) -que no detiene el tren en el caso de que el maquinista rebase la velocidad-.

"Ocurre esa transición de velocidad en una zona de máxima atención y de riesgo por la citada transición de sistemas y por la señalización lateral que hay que respetar. Únicamente existe una señal de velocidad descendente (PTO) a la altura del PK 84,230, pero de poco vale puesto que de no haber reducido previamente la velocidad nada se podrá hacer ya", exponía.

"NO POR LOS CANALES PREVISTOS"

En la instrucción judicial, Renfe alegó que la advertencia de Iglesias Mazaira, que trasladó a un superior por correo electrónico, no llegó por los canales previstos para tales alertas.

Aunque su exdirector de seguridad llegó a estar investigado, el juez decidió retirarle la imputación en el auto de cierre de la instrucción, que trascendió la semana pasada. Este lunes, las víctimas reclamaron al juez que siga el procedimiento contra él.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.