Detención de Mossos
Una detención de los Mossos. MOSSOS D'ESQUADRA - Archivo

El aumento de los hurtos en Barcelona -han crecido un 19% este año- y de la actividad policial para detenerlos ha generado un embudo en el único juzgado de guardia que existe en la ciudad, encargado de delitos leves, por lo que muchos podrían prescribir. Sin embargo, está previsto que esta problemática disminuya con el segundo tribunal de las mismas características que aprobó crear en noviembre el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a petición de la justicia catalana, alentada por el Ajuntament y la Generalitat. Así lo ha afirmado este miércoles tras reunirse con la alcaldesa, Ada Colau, la consellera de Justicia, Ester Capella, que ha apuntado que con el nuevo órgano se podrán atender 15.000 juicios rápidos al año, el doble que ahora (7.500).

Está previsto, ha señalado también, que este segundo juzgado se ponga en marcha "a finales de enero o principios de febrero" del año que viene, para lo que solo falta que el Ministerio de Justicia asigne un letrado y la dotación presupuestaria para pagarle a él y al juez. Inicialmente se preveía que estuviera operativo el día 1 del mes que viene, por lo que Colau ha dado "por hecho que el ministerio se pondrá las pilas en las próximas semanas". "Hemos hecho un gran esfuerzo para aumentar la actividad policial y mandar un mensaje de que no existe la impunidad. No puede ser que al final la haya en el juzgado porque no se acaba de tramitar un juicio rápido", ha añadido, y ha asegurado que este mismo miércoles enviará una carta al ministerio para que acelere los trámites.

Según Capella, en la actualidad están "pendientes" en Barcelona "6.000 juicios rápidos aproximadamente". Y es que, como ya alertó antes del verano la juez decana de la ciudad, Mercè Caso, se están retrasando hasta ocho meses, cuando el plazo para celebrarlos desde que se produce un hecho delictivo debería ser de unos 10 días. Tras esta advertencia de Caso y por medio de ella, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya pidió al CGPJ la creación de este segundo juzgado de guardia para atacar la situación.

La problemática en Barcelona de los hurtos (robos sin violencia de objetos o cantidades de dinero que no superan los 400 euros), ha criticado Colau en varias ocasiones, no solo se ha agravado por el colapso en la justicia, sino también por una sentencia del Tribunal Supremo (TS) de 2017. Esta consideró que cuando una misma persona comete tres delitos leves estos no se deben convertir, como pasaba hasta entonces, en un delito menos grave, que conlleva pena de cárcel, con lo que el castigo se queda ahora en una multa.

Capella reclama más recursos al Gobierno

La consellera ha denunciado que en Catalunya hay "10 jueces por cada 100.000 habitantes" mientras que en el conjunto del Estado hay "11 por cada 100.000". "Deberíamos tener 70 más", ha apuntado, y ha asegurado que ahora se dispone de "la mitad" de los que tienen "en los países europeos de primera división".

Por otro lado, Capella ha criticado que "desde las transferencias de la administración de justicia a la Generalitat en 1996 se han creado 56 órganos judiciales que han supuesto una inversión de 288 millones de euros" y que "Catalunya no ha recibido ni un céntimo de euro" por parte del Gobierno.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.