Profesores, estudiantes, médicos y funcionarios protestan contra los recortes en Cataluña
Funcionarios protestan contra los recortes en Cataluña en una imagen de archivo. EP

Tras horas de negociación, los sindicatos CCOO, UGT y USOC han decidido desconvocar la huelga de funcionarios de la Generalitat prevista para este miércoles tras alcanzar un acuerdo de última hora sobre la devolución de las pagas extra de 2013 y 2014.

Finalmente, el Govern retornará las pagas pendientes de 2013 y 2014 en plazos progresivos durante 4 años, y no en 8 que era lo que planteaba la Generalitat en las reuniones anteriores.

La medida afectará a 250.000 trabajadores públicos y concertados, desde médicos y profesores, a Mossos, bomberos y funcionarios. Además, esta hubiera sido ya la segunda gran convocatoria de huelga en Cataluña tras la del pasado 29 de noviembre. 

Según han explicado fuentes sindicales, en el ejercicio 2019 se abonará el 40 % de la paga extra de 2013, mientras que el 60 % restante se percibiría en 2020.

En este sentido, los sindicatos aseguran que el Govern se ha comprometido a abonar el primer 10 % de la extra de 2013 en los dos primeros meses de 2019.

En cuanto a la paga de 2014, si no se puede percibir entera en 2021, los sindicatos tienen la garantía del Govern de que cobrarán un 55 % del importe ese año y el restante 45 % en 2022.

Tras varias reuniones maratonianas de mediación, ambas partes han conseguido encontrar la mañana de este martes un punto de encuentro.

Los sindicatos logran con este acuerdo un calendario de pago de las extras más reducido que el facilitado inicialmente por el Govern, mientras que el ejecutivo evita una nueva jornada de protestas.

Y es que la huelga convocada para este miércoles entre el personal de la Generalitat amenazaba con reavivar el clima de protestas vivido en Cataluña durante la última semana de noviembre, cuando médicos de primaria y de la concertada, profesores, investigadores, estudiantes y bomberos coincidieron en reclamar que se revirtieran los recortes de la crisis.

En esta ocasión convocaban la huelga los sindicatos UGT, CCOO y USOC, que no participaron en las protestas convocadas a finales de noviembre, aunque era una incógnita el grado de acogida que podía tener esta nueva huelga tras las protestas de finales de noviembre, que tuvieron un seguimiento mayoritario.

El Govern había ofrecido de entrada abonar esas pagas en un plazo de ocho años, una propuesta que irritó a los sindicatos, que no entendían por qué la Generalitat no había abonado aún estas extras, a diferencia de otras administraciones públicas.

El ejecutivo catalán alegaba que una disposición adicional incluida en el Presupuesto General del Estado impedía al Govern desbloquear el pago de las extras pendientes, pero al final el Govern ha hecho un esfuerzo para agilizar el calendario al máximo.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.