En un debate bronco en la Casa de las Panaderas, la oposición se ha unido por segundo año consecutivo para tumbar las cuentas de la Alcaldía dirigida por Francisco Guarido. El Partido Popular era el único que había manifestado su postura antes del pleno, aunque tanto Ciudadanos como la concejala no adscrita habían asegurado estar "más cerca del no que de la abstención" al considerar que se les había entregado el borrador "con muy poco tiempo para analizarlo".

La concejala no adscrita, Cruz Lucas, era la única baza del equipo de Gobierno para sacar adelante las cuentas y ella misma había supeditado su voto a la aprobación de ocho enmiendas que, finalmente, el bipartito IU-PSOE rechazó, por lo que la edil se opuso en la votación final.

El alcalde, Francisco Guarido, ha avanzado su decisión de renunciar a cualquier tipo de negociación. "No vamos a llegar a ningún acuerdo y ahora lo que debo hacer es firmar un decreto para prorrogar las cuentas de este año. El siguiente equipo de Gobierno deberá elaborar un nuevo Presupuesto cuando entre en el mes de junio", ha señalado.

Consulta aquí más noticias de Zamora.