El logo de Sonic Drive-In
El logo de la cadena de comida rápida Sonic Drive-In. WIKIMEDIA

Tres empleados de una cadena de restaurantes de comida rápida estadounidense, Sonic Drive-In, fueron arrestados este jueves después de encontrar una píldora de éxtasis en la comida de un niño de cuatro años, según ha adelantado el medio foxnews.

Según la policía, la hermana de 11 años estaba desenvolviendo la hamburguesa de su hermano de 4 años y encontró la píldora. "Cuando abrió el envoltorio, notó una píldora. Al tener 11 años, le preguntó a sus padres si era un dulce", dijo el jefe de policía de Taylor, Henry Fluck, en una conferencia de prensa.

Los padres llevaron toda la comida a la policía para hacer la prueba y dio positivo por éxtasis. Los agentes detuvieron al gerente, Tanisha Dancer, de 30 años, junto con dos trabajadores, Jonathan Roberson de 35 años y José Molina, de 22 años.

Durante la detención, las autoridades descubrieron que Dancer tenía una orden de arresto pendiente por una violación de libertad condicional y cuando fue registrada en la cárcel del condado de Williamson encontraron tres pastillas más de la droga entre su ropa.

La mujer enfrenta a cargos por delitos de entrega de una sustancia controlada, posesión de una sustancia controlada y peligro para un niño. Por su parte, Roberson tenía cuatro órdenes pendientes por robo con cheque, conducir con una licencia inválida, no comparecer ante el tribunal y confiscación de la fianza, detalló le jefe de la policía. Mientras que Molina fue acusado de posesión de marihuana.