Terrazas en València
Imagen de archivo de una terraza en València. AMICS DEL CARME

La concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de València, Pilar Soriano, ha anunciado que el jueves se presenta en la comisión correspondiente el expediente final sobre las medidas definitivas de la Zona Acústicamente Saturada (ZAS) del Barrio del Carmen y Adyacentes, que incluye también calles de Pilar, El Mercat, La Seu y La Xerea, entre las que se incluyen adelantar media hora el cierre de las terrazas, el impulso de un censo de viviendas turísticas y la no autorización de charangas.

Así lo ha apuntado Soriano en un comunicado en el que ha destacado que "de nuevo, es el Gobierno de Joan Ribó el que afronta los problemas pendientes de solucionar durante muchos años por parte del anterior Gobierno conservador de la ciudad". De hecho, ha apuntado que al ZAS llega "después de ocho años de la sentencia que así lo obligaba" aunque "hasta ahora solo se habían aplicado medidas cautelares".

Asimismo, ha apuntado que se ha llegado a este "acuerdo histórico" con "diálogo con los vecinos y vecinas del barrio, y con el resto de agentes implicados -a través de la Mesa del Ruido-" para "poner fin a la contaminación acústica que han sufrido los residentes de esta zona de València durante muchos años".

El documento definitivo ha superado ya los trámites previos necesarios para su aprobación definitiva, puesto que ya están las resoluciones a las diferentes alegaciones presentadas y el informe de la Conselleria de Medio Ambiente. De esta manera, el documento pasa el jueves por la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático y, después, se aprobará en el Pleno de diciembre.

Entre las principales novedades que incluye el documento definitivo destaca que se avanza media hora el cierre de las terrazas, "una petición vecinal que se venía haciendo desde hace muchos años al Ayuntamiento y que ahora, desde el Gobierno municipal, atendemos para reducir la contaminación acústica del barrio", ha explicado la regidora.

Asimismo, no habrá nuevas zonas de mesas y sillas que ocupan espacios de peatones y aceras, puesto que se estima que el nivel actual es "ya el máximo que puede absorber el barrio".

Por otro lado, se impulsa un censo de viviendas turísticas para actuar contra las que no cumplan la normativa y no se autorizarán las charangas, "otro punto que los vecinos nos han pedido introducir y que hemos considerado a incorporarlo al documento definitivo", ha dicho Soriano.

En concreto, se permite las terrazas en horario de 09.00 a 00.30 horas a todos los efectos, aunque durante los meses comprendidos entre el 1 de marzo y el 31 de octubre, los viernes, sábados y vigilias de festivos, se ampliará en media hora hasta la 1.00 horas. Esto no afecta el periodo de Fallas, Nochebuena, Fin de año, Año Nuevo o la Noche de Reyes.

En cuanto al horario máximo de cierre de las discotecas será las noches de domingo a jueves, hasta las 3.30 horas, mientras que las veladas de viernes, sábado y vigilias de festivo será hasta las 4.30 horas, exceptuando los supuestos anteriores.

"Más restrictivo"

La zona ZAS del Carmen está en vigor desde 2010 con medidas cautelares, a la espera de concretar las definitivas, que ahora, ocho años después, "se han pactado entre todos los agentes implicados". El nuevo documento es "más restrictivo que el que estaba en vigor y satisface en gran parte las demandas vecinales".

Además, el documento ha incorporado las recomendaciones que han hecho los diferentes servicios municipales que han aportado mejoras, especialmente la Policía Local de València y el servicio de Movilidad Sostenible.

Por otro lado, se han aceptado las alegaciones de una pizzería que solicitaba para este tipo de establecimientos la ampliación en el horario de cierre igual al de los bares, así como que se valorara el derecho al trabajo, de forma que se ha estimado la petición "atendiendo a un criterio de proporcionalidad y dado que las molestias en la zona no son motivadas por este tipo de establecimientos".

Medidas que se suman al tráfico restringido

En enero, el mapa estratégico del ruido de la ciudad de València, que mide la contaminación acústica que genera el tráfico rodado en la ciudad, ya registró en el eje de la calle Serranos, en el barrio del Carmen, una disminución de la contaminación acústica contrastable, al pasar de un nivel sonoro de entre 65 a 70 dBA (en horario diurno) -clasificado como nivel naranja- a un nivel sonoro menor de 55 dBA -clasificado como nivel blanco.

"Esto nos confirma que las medidas de movilidad sostenible aplicadas en el Carmen han sido muy efectivas para la disminución de la contaminación acústica, de forma que el problema actual no es el paso de coches, sino el horario de las terrazas", ha puntualizado Soriano.

Consulta aquí más noticias de Valencia.