Reunión Para Explicar El Proyecto
Reunión Para Explicar El Proyecto CEDIDA

El concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz-Estébanez, precisó en una nota que el proyecto cuenta con presupuesto base de licitación de 2,3 millones de euros y recoge las aportaciones realizadas por los residentes en diversos aspectos.

Precisamente, el interés del Ayuntamiento por alcanzar el máximo consenso ciudadano han condicionado los plazos previstos inicialmente para su aprobación.

En este sentido, Díaz-Estébanez destacó que gracias a esos encuentros se ha podido sacar adelante un proyecto que "da respuesta a las demandas planteadas por los representantes de los vecinos y del sector comercial de una calle que necesita un gran impulso".

El proyecto incluye la propuesta de la distribución de la sección transversal de la calle (anchos de aceras y carril de circulación) atendiendo especialmente a la accesibilidad peatonal y la eliminación de tendidos de servicios aéreos, para lo cual se dotará de las canalizaciones enterradas necesarias para telecomunicaciones, alumbrado público y baja tensión. También se instalará nuevo alumbrado público y parterres.

El concejal explicó que tras la aprobación del proyecto se iniciará el trámite de licitación y adjudicación.

La intención del Ayuntamiento es fijar un plazo de ejecución de la obra de doce meses, sin bien se podría incluir una reducción en el proceso de licitación.

El concejal recordó que durante las reuniones mantenidas con los vecinos también se ha acordado el cronograma de la obra, de modo que provoque las menores molestias posibles.

En este sentido, los trabajos se iniciarán durante los meses de verano del próximo año y después de haberse reabierto la vía de circulación de la obra frente a la Plaza de España, que actualmente sobrecarga en parte el tráfico en Imeldo Serís.

Díaz Estébanez insistió en que durante la licitación se valorará especialmente aquellas ofertas que permitan minimizar el impacto sobre los vecinos y comerciantes, con medidas correctoras y compensatorias, así como la definición de un cronograma por fases, que permitan el mayor aprovechamiento de los espacios no estrictamente afectados en cada una de ellas.