Luis Bárcenas
El extesorero del PP, Luis Bárcenas. EFE/J.J. Guillén

Diego de Egea, juez del caso Villarejo, ha citado a Sergio Ríos, exchófer de Luis Bárcenas, para el miércoles 12 de diciembre en el marco de la Operación Kitchen, supuestamente diseñada en 2013 por el Ministerio de Interior para sustraer documentos al extesorero del Partido Popular.

Fuentes judiciales han confirmado que el juez de la Audiencia Nacional (AN) ha acordado la citación a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, al tiempo que ha suspendido las declaraciones como testigos del propio Bárcenas y de Rosalía Iglesias, mujer de este, previstas para ese miércoles.

La solicitud al juez De Egea para suspender las declaraciones de Bárcenas y su mujer vino dada por Anticorrupción. La razón, según fuentes jurídicas, es que el juez José de la Mata, que investiga las actividades presuntamente delictivas del excomisario José Villarejo, les ha citado para el próximo 21 de diciembre en la causa que investiga la caja B del PP.

En ese caso, De la Mata quiere indagar en el contenido de la documentación que el chófer de Bárcenas supuestamente le sustrajo con cargo a los fondos reservados.

Sergio Ríos, investigado por la Audiencia Nacional

Una semana antes a las pesquisas de ese caso, el exchófer, de nombre Sergio Ríos, acudirá a la AN en en calidad de investigado para dar explicaciones de esta supuesta operación ordenada presuntamente por Interior, cuyos documentos secretos han sido desclasificados este viernes por el Gobierno.

La Fiscalía solicitó al juez De Egea la comparecencia de Sergio Ríos como investigado y alegó que en 2013 el chófer no estaba sujeto a ningún tipo de reserva dado que no era policía, apuntan las fuentes.

Así, Ríos, del que se cree que pudo cobrar 48.000 euros por el encargo, declarará ante el juez una semana antes de comparecer en el Congreso de los Diputados el próximo 18 de diciembre en la Comisión de Investigación sobre la financiación del PP.

¿Qué se investiga en el caso Kitchen?

En la pieza de Kitchen, Diego de Egea investiga una supuesta operación presunetamente encargada por el exministro de Interior Jorge Fernández Díaz, ayudado por el excomisario Villarejo —en prisión actualmente— y Ríos para robar documentos relacionados con papeles de Bárcenas.

Para ello, presuntamente, contrataron a su antiguo chófer para que, a cambio de dinero de los fondos reservados, consiguiera hacerse con esta información.

Esta operación se investiga en una pieza separada del caso Tándem, la número 7, por el que desde hace un año se encuentra en prisión el excomisario José Villarejo.