A las 12,00 horas representantes de todas las fuerzas políticas con representación en la corporación municipal consensuaron un manifiesto que ha sido leído por la concejala de Igualdad en la que hacen un llamamiento para concienciar y animar ese "cambio de mirada".

Además de la lectura del manifiesto, en la explanada frente al Ayuntamiento de O Grove, que estaba llena de representantes municipales y vecinos, se guardaron cinco minutos de silencio por el "atentado machista" de este miércoles.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde de O Grove, José Antonio Cacabelos, ha invitado a "reflexionar". "Nos fijamos mucho en las maltratadas y no nos centramos tanto en los maltratadores", ha abundado para incidir en la "premeditación" de lo sucedido este miércoles.

Al respecto, ha lamentado que el presunto agresor cuenta con una orden de alejamiento de su expareja y se "tuvo que trasladar a O Grove, encerrarse en el domicilio y disparar cuatro tiros". "¿Cómo es posible que lleguemos a estos extremos", se ha preguntado el alcalde.

Por ello, ha recordado el ejemplo de una mujer y su hija maltratadas que viven con dos policías protegiendo a cada una de ellas. "Tiene que cambiar la mirada y poner los policías a los maltratadores", ha sugerido el regidor para que "el maltratador se sienta vigilado".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.