Campos ha expuesto que en Zaragoza hay un parque de 2.500 viviendas y la lista de espera para acceder a una vivienda social es de 2.000 personas, mientras que con este Plan propuesto por Zaragoza en Común (ZeC) alcanzaría las 228 nuevas, que no supone ni atender el 10 por ciento de la demanda.

"Antes de hacer esta inversión se debería hacer una intervención en el mercado inmobiliario y romper la tenencia de que o tienes dinero o eres de alta vunerabilidad y recibes ayudas, pero en medio hay una franja de todas las edades que no está siendo atendida".

En rueda

de prensa, Campos ha expuesto sus dudas sobre la rentabilidad social y el momento de presentación porque condiciona a la Corporación que salga de las elecciones de mayo de 2019.

"En lugar de hacer viviendas 5 estrellas en sosteniblidad podríamos ir a proyectos de 4 estrellas y atender a más gente. No renunciamos a lo medioambiental, pero el BEI plantea unos márgenes estrechos y creemos que debería ser una política de vivienda más expansiva y más democrática".

Campos ha recordado que el PSOE ha planteado siempre que este proyecto era "bienintencionado" porque se basa en hacer vivienda social, pero es "desproporcionado en la rentabilidad social y el coste económico en las condiciones que plantea ZeC y la exigencias del BEI".

MUY CARO

Ha detallado que el modelo constructivo al que obliga el BEI es "extremadamente caro" con las exigencias medioambientales que introduce para vivienda social; genera dudas la hipoteca que supondrá para el mandato próximo en las políticas de viviendas; la rehabilitación se centra solo en los pisos sociales del Ayuntamiento; y se lanza a cuatro meses de comenzar la campaña electoral. Campos ha argumentado que el modelo de ZeC es caro porque adoptar los criterios ambientales del BEI que "van mucho más allá que los de la UE".

De los 71 millones de préstamo, el Ayuntamiento lograría el 50 por ciento del BEI que no aporta fondos para el Plan solo los presta a unos intereses y al final de la vigencia del plan se tendrá que pagar todo lo que se pida de

crédito. El otro 50 por ciento sale del Ayuntamiento o de la sociedad Zaragoza-Vivienda con el compromiso de aportar 4,5 millones anuales hasta el 2023, que es el 80 por ciento de la inversión de Zaragoza-Vivienda en los próximos años que no se sabe quien gestionará.

Ha aportado el dato de que el coste de cada vivienda de las 228 previstas de 70 metros cuadrados cuesta 175.000 euros sin el valor del suelo que es municipal y con suelo a 200.000 euros. Además, el metro cuadrado tendría un coste de 2.500 euros cuando es de 1.200 euros el metro cuadrado en promociones privadas.

"ZeC ha perdido por completo la noción del valor del dinero público, que es de todos los zaragozanos. Es un gran esfuerzo inversor para ampliar menos del 10 por ciento el parque de vivienda pública".

A su parecer, se trata de una propuesta que "estrangula" al Ayuntamiento, es muy vulnerable y ata de pies y manos a los próximos gobiernos municipales".

Además, ha opinado que hacer esto en campaña electoral "entra dentro del marketing político y la irresponsabilidad porque tiene que ser por

consenso y cerrando todo los flecos".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.