Instituto Trueba
Instituto Trueba EUROPA PRESS

Las madres y padres del IES Trueba de Barakaldo han manifestado su "consternación" por las "precipitadas decisiones" que se han tomado desde la Delegación de Educación y que han supuesto el cierre del edificio del Instituto y, por ello, han decidido iniciar una serie de movilizaciones, además de no llevar a sus hijos el lunes al centro Artazu Goikoa de Bilbao en el que se ha decidido que sigan, de momento, sus estudios.

En un comunicado, se han referido, de esta manera, al anuncio de demolición del centro por "carencias estructurales" y la decisión de trasladar temporalmente a los alumnos a un centro en el municipio de Bilbao hasta que finalicen las obras de acondicionamiento del Edificio de Minas en el que serán reubicados este curso.

Ante esta situación, los padres y madres de los alumnos se reunieron este miércoles y decidieron iniciar un calendario de movilizaciones para que la opinión pública, el pueblo de Barakaldo y la Administración de Educación del Gobierno Vasco "visualice la dimensión del problema creado en el emblemático Instituto de Trueba que reune a casi 540 alumnos entre Secundaria y Bachillerato".

Las movilizaciones comenzarán este viernes con dos concentraciones en la Herriko Plaza de Barakaldo, frente al Ayuntamiento, una a las 12.00 horas y otra a las 20.00 horas.

Los actos de protesta tendrán continuidad el lunes día 10 de diciembre, en el que han decidido no llevar a sus hijos a los autobuses para ir al nuevo centro de Artazu Goikoa en Bilbao, y en su lugar realizarán una nueva concentración en la Herriko Plaza de Barakaldo a las 12.00 horas.

Los padres y madres de los alumnos han exigido que la solución inicial al cierre implique encontrar una ubicación inmediata a los alumnos dentro del municipio de Barakaldo "para que sigan realizando el curso con el menor trastorno y mayor celeridad posible".

Asimismo, reclaman que se les faciliten los informes que tiene la Delegación sobre los estudios realizados en el edificio del Instituto de Trueba y se clarifiquen y esclarezcan las "contradicciones" que han detectado dentro de los técnicos de Delegación.

Al parecer, según han señalado, el jefe de Obras de Educación en la Delegación de Bizkaia les transmitió que no era necesario desalojar el centro y "recomendó lo contrario una vez analizado el informe de la empresa que realizó las catas", es decir "no abandonar el centro, colocar dos puntales en la zona afectada (zona central del centro) y cerrar la zona afectada (Sala de Profesores y Salón de actos)". También han apuntado que les trasladó que, en su opinión, las obras de reacondicionamiento de Minas no concluirán antes de Semana Santa.

Por último, han reclamado a la Administración de Educación "compromisos firmes por escrito" con un calendario que detalle los plazos de ejecución de las diferentes actuaciones, en particular en lo concerniente a las obras de reforma y acondicionamiento del Edificio de Minas en el que se ubicarán sus hijos.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.