Torra
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. Susanna Sáez / EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha subrayado que este jueves no tiene "nada que celebrar" porque, a su juicio, la Constitución se ha convertido en "una cárcel y una jaula" para los catalanes que desean ejercer el derecho a la autodeterminación.

En declaraciones desde Eslovenia, Torra, que había declinado asistir al acto oficial del 40 aniversario de la Constitución en el Congreso de los Diputados, ha subrayado que hoy no tiene "nada que celebrar".

"Sí tenemos mucho que denunciar sobre esta Constitución que se ha convertido en una jaula y, literalmente, en una prisión", ha añadido.

Torra ha recordado, en este sentido, que hay dirigentes soberanistas encarcelados, algunos de ellos en huelga de hambre, y en este contexto ha apelado a la comunidad internacional a no quedar "silenciada", pues debería entender, ha añadido, que esta es "una lucha que no solo afecta a Cataluña, sino a todos los demócratas del mundo entero".

El presidente catalán ha mantenido una reunión esta mañana con el expresidente de Eslovenia Milan Kucan y esta tarde, después de verse con el alcalde de Liubliana, Zoran Jankovic, pronunciará una conferencia titulada "Cataluña: de la jaula constitucional española a la libertad".  

Rufián: "Son cínicos y carceleros"

Por su parte, en Barcelona, el portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha dicho que "quienes están celebrando los 40 años de la farsa de la Constitución y el artículo 155 son unos cínicos y unos carceleros".

Rufián ha intervenido en Mataró (Barcelona) en un acto de la campaña "Ciutats Republicanes, ciutats de progrés", donde también ha cargado contra la extrema derecha española y ha asegurado que "decir la verdad es decirle a Abascal (el presidente de Vox) que "nos tendrá enfrente porque ser independentista y republicano es ser antifascista".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.