Las infantas y los reyes
Los Reyes, que presiden el acto solemne conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución, que se celebra hoy en el Congreso, al que también asisten sus hijas, la Princesa Leonor y la infanta Sofía, saludan a su llegada. EFE

La princesa Leonor y la infanta Sofía acompañaron a los reyes Felipe y Letizia y a los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía, que asistieron al Congreso de los Diputados desde este mediodía para presidir la sesión solemne con la que se conmemora el 40 aniversario de la Constitución.

Los reyes Felipe y Letizia han sido acogidos este jueves en el hemiciclo del Congreso con una ovación de los diputados y senadores que asisten al aniversario de la Constitución, que también han recibo con un largo aplauso momentos antes a don Juan Carlos y doña Sofía, salvo los parlamentarios de Unidos Podemos, que han permanecido en todo momento de pie sin aplaudir.

En una sesión solemne de la que han decidido ausentarse los representantes de En Comú Podem, Compromís, ERC, PDCaT, PNV y EH-Bildu, los parlamentarios de Unidos Podemos han acudido al hemiciclo sí han participado, pero exhibían distintivos a favor de la República y se han abstenido de aplaudir a la llegada de don Juan Carlos y, momentos después, la de don Felipe.

El símbolo que muestran en la solapa los representantes de Unidos Podemos asistentes a este acto -incluidos los parlamentarios de IU, ausentes de la conmemoración del 6 de diciembre desde hace siete años- representa la República con un rostro de mujer de color morado.

Don Juan Carlos, que no pisaba el hemiciclo desde la apertura de la décima legislatura en 2011, ha hecho primero su entrada acompañado por la reina Sofía, junto a los expresidentes del Gobierno y los ponentes de la Constitución, y ha tomado asiento en un lugar de honor habilitado al efecto en el centro del hemiciclo.

Han sido 40 segundos de una ovación a la que don Juan Carlos y doña Sofía han respondido saludando con la mano.

Seguidamente han accedido al hemiciclo Felipe VI y la reina Letizia con sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, para ocupar el centro de la tribuna presidencial, flanqueados por los presidentes del Congreso, Ana Pastor, y el Senado, Pío García-Escudero.

La ceremonia ha arrancado tras la audición del himno nacional, con todos los asistentes en pie y en silencio, y la cual ha concluido de nuevo con un aplauso.