De acuerdo con estas fuentes, durante la noche del miércoles y la mañana del jueves, la Policía Local recibió alertas de varios vecinos por el ruido que generaban fiestas en domicilios próximos a los suyos.

En alguna de estas ocasiones, los agentes tuvieron que intervenir y acudieron hasta los pisos para desalojarlos o requerir que cesase el ruido.

Con todo, las fuentes de la Policía Local precisan que no se registró ningún incidente de relevancia.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.