AMAZON
Centro de distribución de Amazon, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

Al menos 24 trabajadores de Amazon han tenido que ser atendidos por los servicios de emergencia tras abrirse accidentalmente un bote de aerosol con repelente de osos en un centro de distribución de la empresa en Nueva Jersey, Estados Unidos. Uno de esos empleados está hospitalizado en estado crítico.

Los hechos han ocurrido la mañana de este miércoles en el centro de distribución de Robbinsville. Al parecer, según la cadena CNN, importantes cantidades de repelente se escaparon de un bote que se dañó al caer de un estante.

El área del almacén afectada por la fuga fue evacuada inmediatamente y 24 empleados fueron llevados a varios hospitales de la zona con ardores en garganta y ojos. Otros tantos trabajadores experimentaron molestias, pero no requirieron atención médica.

De acuerdo con la cadena, el uso de este tipo de repelente, similar al gas pimienta pero en botes más grandes, está recomendado por las autoridades estadounidenses como una de las opciones más seguras y efectivas para detener el ataque de un oso. Se considera más seguro que el uso de armas de fuego contra el animal.