El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha explicado este miércoles las condiciones de su partido para apoyar con sus votos al próximo presidente de Andalucía.

"No tenemos voluntad de entrar en el Gobierno andaluz, no queremos cargas ni cargos", dice el líder de Vox. "Nuestra pelea no va a ser por ver quién se sienta en los sillones", sino por las "ideas", ha asegurado en la rueda de prensa tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional para analizar los resultados electorales en Andalucía, en la que ha estado acompañado por otros cargos del partido, tras haber conseguido 12 escaños.

Abascal ha afirmado que los andaluces "han pedido un cambio" y por ello impone algunas exigencias. "Vamos a plantear el cierre de Canal Sur y una reforma del Estatuto de Autonomía para quitar la expresión de 'realidad nacional" por el de región autónoma", dice Abascal.

"No usaremos dinamita con el Estado de las Autonomías"

Según el presidente del partido ultraderechista, la expresión de "autonomía" es lo que quiere la inmensa mayoría de los andaluces. "No vamos a usar dinamita para corregir el Estado de las Autonomías", matiza el dirigente, que se marca como objetivo que se produzca un cambio para acabar con 36 años de "régimen socialista" en esta comunidad.

Para Abascal el mejor modo de luchar contra el Estado de las Autonomías es "estar dentro" de ellas y ha situado como prioritario para negociar con PP y Cs en Andalucía una reforma del Estatuto andaluz para empezar a devolver al Estado competencias en educación y sanidad.

Con el asunto de Canal Sur podría tener comprensión en el Partido Popular. Al menos, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha dicho este miércoles estar dispuesto a estudiar la propuesta del presidente de Vox y ha precisado que habrá que evaluar si ese planteamiento es "viable o no". "Prefiero no tener Canal Sur y tener endoscopios en los hospitales de Almería", ha señalado García Egea.

Entre otras medidas ha situado como "prioritarias" la derogación de las leyes autonómicas de memoria histórica y contra la violencia de género y la eliminación del impuestos de sucesiones, "lo que afecta a la vida diaria de los andaluces", ha resumido.

No apoyará a Marín si va con el PSOE

Entre todas las opciones de pactos para la investidura, una es que Juan Marín, candidato de Cs, opte a la presidencia con su 21 escaños y con la abstención del PSOE. Una opción en la que no encontrarán a Vox. "Si Marín se presenta a la investidura y tiene el apoyo del PSOE, que no cuente con nuestro voto", dice.

El presidente del partido naranja, Albert Rivera, ha explicado este miércoles que la intención de Ciudadanos es que Marín sea presidente con el apoyo del PP y no descarta "ningún escenario" sobre Vox. Es decir, que no descarta pedir su apoyo en un Gobierno de centro-derecha.

Abascal ha explicado que aún no se han reunido con Ciudadanos y PP y que no lo hará hasta que estos dos partidos comprueben que son capaces de "algún tipo de acuerdo" para gobernar, y que Vox está dispuesto a dar su apoyo sin entrar en el Gobierno, "esa es la posibilidad más cierta", ha dicho a este respecto.