Internet
Una persona navega por Internet. GTRES ONLINE

La Comisión Europea ha presentado este miércoles un "plan de acción", con medidas concretas, destinado a combatir las noticias falsas y la desinformación.

Lo hace con la mirada puesta en Rusia, en varios procesos electorales que tendrán lugar en 2019 —incluidos los comicios al Parlamento Europeo— y como complemento a los trabajos que desarrolla desde 2015, cuando puso en marcha la East Stratcom Task Force, una unidad del servicio de Acción Exterior dedicada a contrarrestar "la desinformación pro-Kremlin".

¿Qué ejes tiene el plan?

- Mejorar, dentro de las instituciones europeas, la detección de noticias falsas con personal y herramientas especializados. El refuerzo se hará en el Servicio Europeo de Acción Exterior y en las delegaciones de la UE en los Estados miembros.   

- Reforzar la coordinación entre la UE y los Estados a la hora de dar una respuesta unitaria a la desinformación. Se creará un un sistema de alerta rápida para compartir datos en tiempo real.

- Implementar el código de buenas prácticas que firmaron el pasado octubre empresas tecnológicas como Google, Facebook, Twitter y Mozilla. Incluye fomentar la transparencia, cerrar cuentas falsas, señalar a los bots, etc.

- Sensibilizar y formar a la población en relación a las noticias falsas. Y también fomentar que participe.

¿En qué plazo se pondrá en marcha?

El sistema de alerta rápida arrancará en marzo de 2019. Las elecciones al Parlamento Europeo se celebrarán el 26 de mayo; asimismo, hay países que celebran otros comicios, como las municipales y autonómicas en España (ese mismo día, de hecho). En cuanto al código de buenas prácticas, antes de fin de año las empresas que lo han firmado tendrán que informar sobre cómo lo están implementando; entre enero y mayo, lo tendrán que hacer una vez al mes. Si la Comisión Europea detecta que lo que hacen no es eficaz, podrá tomar medidas adicionales, incluso de carácter reglamentario.

¿Con qué recursos contará?

El presupuesto del Servicio Europeo de Acción Exterior para combatir las noticias falsas e informar adecuadamente sobre sus efectos se incrementará de los 1,9 millones de euros actuales a los 5 millones en 2019. En dos años, además, el equipo que se ocupa de esto se reforzará con unas 50 personas. Hay otras partidas propuestas, como un presupuesto específico de 61 millones de euros para apoyar el periodismo, el pluralismo de los medios, etc. Ansip ha reconocido este miércoles que 5 millones de euros le parece poco, ya que Rusia dedica anualmente unos 1.100 millones de euros a sus plataformas de propaganda. Por otro lado, Bruselas planea crear una red europea de verificadores de datos (fact checkers) que dotará con 2,5 millones de euros.

¿Cómo funcionará el sistema de alerta rápida?

Será una plataforma segura para compartir datos y coordinar respuestas. Se centrará en la información de carácter abierto: su objetivo serán los "intentos coordinados de actores extranjeros para manipular el debate libre y abierto". Los Estados miembros designarán, cada uno, un punto de contacto propio para comunicarse con los demás países de la UE. Los Estados tendrán desempeñar, además, una labor de concienciación.

Los 'fact-checkers'

La Comisión Europea apuesta por crear una red independiente europea de verificadores de información. Los requisitos para formar parte de ella se darán a conocer en los próximos meses. Les proporcionará herramientas y una plataforma segura.