Ciudadanos se encuentra en una encrucijada. Tras los resultados de las elecciones andaluzas, la formación naranja duda entre si buscar el apoyo de PP y PSOE para que Juan Marín sea presidente, o sumarse al acuerdo a tres con los populares y con Vox. Pero acercarse a la formación de Abascal es algo que preocupa mucho a Albert Rivera.

"Hemos conseguido que mucha gente que votaba al PP y al PSOE ahora vote a Ciudadanos", comentó Rivera en rueda de prensa. La Ejecutiva ha otorgado un mandato para negociar un nuevo Gobierno en Andalucía. Esto tiene tres partes, según el presidente naranja: que haya cambio, negociar la presidencia para Juan Marín e iniciar una negociación.

Para Cs, la prioridad es "negociar con el Partido Popular", que suman "tantos escaños como tenía Susana Díaz en la legislatura anterior". Eso sí, sobre Vox no se mojó, pero aseguró que no pueden "descartar ningún escenario". Pero aclaró que "vamos a hablar antes que nada con los partidos constitucionalistas".

"Pido al PSOE que asuma que tiene que pasar a la oposición", sentenciaron desde Cs. Para Albert Rivera, ese cambio tiene que llegar por parte de un presidente "que no pare de crecer en las urnas". Lo que busca ahora la formación es "liderar ya gobiernos".

"No tenemos que estar pendientes de la Gürtel"

Más allá de profundizar, el presidente de Ciudadanos apuntó que hablarán "de programas". En ese sentido, analizó las dinámicas, que para él van en favor de Marín y no de Juan Manuel Moreno. "Nosotros somos un partido limpio, no tenemos que estar pendientes de Gürtel o de Kitchen", concluyó.

"No vamos a dividir a los españoles", dijo Rivera refiriéndose a las opciones de la extrema derecha. Considera que no se puede entrar "en el guerracivilismo" y la clave "no está en las siglas". Sobre esto, avisó al PSOE: "Solo espero que no bloqueen". Un punto que ya reclamó esta misma semana Casado para hacer presidente a Moreno.

Insistió, por otra parte, en "pasar a los socialistas a la oposición", por lo que se puede dar por descartado un pacto con PSOE y Adelante Andalucía, el mismo que no descartaba Pablo Iglesias. "El cambio tiene que pasar por Ciudadanos y el PP", esgrimió el presidente de la formación naranja.

Para terminar, Rivera no quiso adelantar nada y emplazó los avances a las futuras reuniones con los populares. "Es poco responsable descartar cosas o pactos y repartir consejerías".