El Mosaico de Miró, donde se frenó la furgoneta después de arrollar a personas por La Rambla en su recorrido de 700 metros
El Mosaico de Miró, lugar donde se frenó la furgoneta después de arrollar a personas por la Rambla de Barcelona en su recorrido de 700 metros, un año después de los atentados. PABLO GIRALDO

A poco más de una decena de metros del icónico mosaico de Miró impreso en La Rambla, Barcelona recordará con un memorial permanente el fatídico atentado yihadista del 17 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils en el que murieron 16 personas y resultaron heridas más de cien.

Este recuerdo de lo ocurrido junto al lugar en el que paró la furgoneta usada por Younes Abouyaaqoub para atentar constará de una frase alusiva a la paz en cuatro idiomas: el árabe, el original en el que fue escrita, catalán, castellano e inglés. Rezará: "Que la paz te cubra, oh ciudad de la paz".

Esta frase se acompañará del dibujo Barcelona, realizado por el artista barcelonés Frederic Amat el mismo día del ataque como gesto de duelo y que a las pocas horas se hizo viral. Este muestra la palabra Barcelona con un crespón negro en lugar de la 'L'.

El Memorial Rambles se instalará en la primavera del año que viene, en una fecha aún por determinar, ha confirmado este martes la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau. Será una placa de bronce de 12 metros de largo y 20 centímetros de anchura que mostrará el dibujo-logo policromado junto a la fecha y la hora del ataque (17 de agosto de 2017. 16.50 h) y con la frase en cuatro lenguas.

Esta frase fue una de las 10 que resultaron finalistas y que fueron escogidas por víctimas del atentado y sus familiares entre los más de 5.535 documentos escritos de pésame.

La acción de recuerdo se regirá por el criterio de "austeridad y discreción" y su colocación "en forma de placa en el suelo" hará que esta se integre "armónicamente en el conjunto de la vía", ha explicado el Consistorio. Todo este material fue documentado y recogido por el Museu d'Història de Barcelona y por el Arxiu Municipal. Muchas de las frases las escribieron de manera espontánea los transeúntes de La Rambla con tiza en el suelo.

Se da la paradoja que un día después del atentado de Hipercor cometido por ETA el 19 de junio de 1987, muchos ciudadanos hicieron lo mismo: plasmar su pesar con tiza en el suelo de La Rambla entre Canaletes y el mosaico de Miró.

En cambio, mientras que el monumento de recuerdo a las víctimas de Hipercor no se alzó hasta 2003, el de las víctimas del 17-A se erigirá 16 meses después de lo sucedido, ha indicado Robert Manrique, asesor de la Unitat d'Atenció i Valoració a Afectats per Terrorisme (UAVAT).

Amics de la Rambla quería evitar que el memorial por el 17-A se vinculase con la obra de Miró en La Rambla mientras que la Fundació Miró se mostró favorable.

Sigue la localización de afectados del 17-A

Manrique también ha dado datos extraídos del auto de procesamiento, al que tuvieron acceso hace un mes. Este registra 19 heridos por la explosión de un centenar de bombonas de butano que manipulaba la célula terrorista en un chalé de Alcanar (Tarragona), 128 heridos físicos en La Rambla, tres más en la agresión en la Diagonal que le costó la vida a Pau Pérez, y 12 heridos más en los ataques de Cambrils (Tarragona). 

La UAVAT está procediendo a localizar a todos los posibles afectados que aún no se han identificado como tales para informarles de sus derechos.

Restauración del mosaico de Miró en 2020

De cara a 2020, y dentro del proceso de re urbanización de La Rambla, se llevará a cabo la restauración y limpieza del mosaico de Miró por parte de ceramistas especializados de origen europeo y africano. Este se convirtió en un protagonista involuntario de la tragedia al ser el lugar en el que paró la furgoneta y, al mismo tiempo, en un símbolo de Paz. El mosaico fue cedido en 1976 a la ciudad por parte del artista.

Al mismo tiempo y dentro del mismo proyecto, se plantarán siete árboles plataneros en el entorno del Memorial Rambles.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.