Dani Mateo, en 'El Intermedio'.
Dani Mateo, en 'El Intermedio'. LA SEXTA

El Intermedio no podía dejar pasar la irrupción de Vox en el panorama político tras el resultado de las elecciones en Andalucía, y para analizar la resaca de los resultados, el programa contó con sus colaboradores habituales, más opiniones como las del politólogo Pablo Simón o del presentador de Al rojo vivo, Antonio García Ferreras.

"La irrupción de un partido de ultraderecha en un parlamento es algo que no sucedía en España desde 1979. Y es que, para sorpresa de todos, la formación liderada por Santiago Abascal logró 12 escaños", recordó la presentadora Sandra Sabatés. A lo que Wyoming respondió: "La ultraderecha, ¿por qué?, de todas las cosas de finales de los 70 que podían volver precisamente ha sido esto, hubiera preferido el retorno de los leggins de vinilo".

El programa de La Sexta recordó el veto que recibió la cadena y otros medios por parte de Vox en su sede de Sevilla tras conocerse los resultados en las urnas. Dani Mateo no dejó pasar la oportunidad de recalcarlos, aludiendo a que sus compañeros de informativos no pudieron informar, y mostró un vídeo en el que una militante daba su propia explicación sobre el veto a la cadena y lo justificaba diciendo: "La misma libertad que tenemos nosotros de aceptar a quien queremos que esté o que no esté, y si es La Sexta, me encanta que no esté. Para que digan tonterías y se metan con gente con la quien no tienen por qué meterse, aquí está la libertad de expresión y nosotros también la tenemos. Aceptamos a quien nosotros consideramos oportuno".

A lo que Mateo contestó: "Lo que ella defiende no es el derecho a la libertad de expresión, es el derecho de admisión". Además, añadió: "Señora de Vox, no se puede huir de la gente que te critica, se lo digo yo, que me los encuentro por todas partes. De hecho, hoy me tomé una sopa de letras y ponía: ¿Y lo de la bandera que?", tomándose con humor su última polémica en el programa, en la que se sonó la nariz con una bandera de España.