Canapés
Una bandeja con canapés. EUROPA PRESS

El presidente catalán, Quim Torra, ha anunciado este lunes que la Generalitat dejará de servir comida en los actos oficiales que organice a partir de ahora, como muestra de apoyo a la huelga de hambre que están llevando a cabo varios políticos independentistas en prisión.

La nueva medida de austeridad ha comenzado este mismo lunes durante una recepción con las comunidades judías de Cataluña, en la que no se ha realizado una degustación del tradicional Sufganiot, dulces típicos de la festividad hebrea de Janucá, que se celebra estos días.

"En esta ocasión, siguiendo el criterio del Govern en relación con la huelga de hambre que han comenzado algunos presos políticos, no tendremos comida en los actos oficiales. Espero que entiendan esta decisión", ha explicado el propio Torra durante esa recepción en el Palau de la Generalitat.

El líder de JxCat en el Parlament, Jordi Sànchez, y el también exconseller Jordi Turull anunciaron el sábado que empezaban una huelga de hambre y los exconsellers Josep Rull y Joaquim Forn se sumarán desde el martes.