Unas escuchas realizadas en el marco de la operación Hidalgo han destapado un presunto intercambio de dinero por favores urbanísticos en Estepona, municipio malagueño gobernado por el PSOE. Según publicó ayer El País, un intermediario aseguraba que «hubo que soltar un contrazo (sic) de dinero» para conseguir una licencia de urbanización, a lo que añadía que había pagado «un montón de dinero a una gente del Ayuntamiento». El alcalde, Antonio Barrientos, afirmó ayer que se trata de un «supuesto intento de actuación irregular a nivel personal de un empleado municipal». «No se ha recalificado ni ha habido aumento de edificabilidad», añadió el regidor.