Madrid Nuevo Norte
El plano que muestra el reparto de viviendas en Madrid Nuevo Norte.  Distrito Castellana Norte

Madrid Nuevo Norte tendrá multitud de equipamientos, oficinas y zonas verdes, pero también 2.100 pisos protegidos, un 20% del total de viviendas habilitadas para la zona, tal y como define la planificación de la zona que ya se ha dado a conocer.

La cifra, que dobla el mínimo exigido por ley para nuevas construcciones, se repartirá entre Viviendas de Protección Pública Básica (VPPB) y Viviendas de Protección Pública de precio Limitado (VPPL); además, se sumarán otras 1.900 libres de propiedad municipal que se integrarán dentro de la política pública de vivienda del Ayuntamiento, según ha explicado en varias ocasiones el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

El parque de inmuebles cumplirá los estándares europeos más exigentes en lo que a eficiencia energética se refiere. Estos hogares contribuirán también en uno de los objetivos principales de Madrid Nuevo Norte: cerrar la brecha existente entre los barrios colindantes a la Estación de Chamartín, esta vez dando respuesta a la demanda de hogar de las nuevas generaciones en el norte de la ciudad.

Precisamente, la necesidad de nuevas viviendas en esa zona es una de las peticiones ciudadanas más repetidas, ya que en la actualidad el suelo para desarrollar vivienda protegida en la corona norte se encuentra prácticamente agotado.

Las parcelas residenciales, tal y como están planteadas en la planificación, se integrarán por completo en la vida urbana de Madrid Nuevo Norte, alejada de la idea de ciudad dormitorio. En concreto, se distribuirán en tres zonas diferenciadas, que corresponden al mismo número de ámbitos urbanísticos en los que está distribuido el proyecto. El primero, ubicado en la zona sur, aglutinará unas 2.600 viviendas, en torno al Centro de Actividad Económica y junto a la estación de Chamartín, la mayoría cercanas al gran Parque Central. El segundo conjunto, de unas 7.140 viviendas, se repartirá en ambas aceras de la prolongación de la calle Agustín de Foxá hacia el norte del ámbito. Esa calle, que restará protagonismo al tráfico rodado, está pensada para aglutinar gran parte de la vida urbana, con una presencia importante de comercio de proximidad en plantas bajas.

La última tanda de viviendas, un total de 742, se ubicarán en la zona norte, en dos manzanas que unirán la zona con el oeste del barrio de Las Tablas.

Viviendas para todos

Para evitar que la vivienda protegida se concentre solo en algunas zonas, se ha tomado la decisión de distribuir las parcelas en los tres ámbitos, de forma intercalada con las de libre mercado.

Actualmente el proyecto de Madrid Nuevo Norte se encuentra a la espera de aprobación provisional por parte del Consistorio madrileño, después de que el Ayuntamiento de Madrid diese el pasado 20 de septiembre la aprobación inicial en Junta de Gobierno.

Las futuras promociones, tanto libres como protegidas, se definirán para venta o alquiler después de la aprobación definitiva de la Comunidad de Madrid y la posterior reparcelación de los distintos ámbitos, pasos que tendrán lugar en fechas próximas. 

Consulta aquí más noticias de Madrid.