Paris Hilton, "sólo una mujer de negocios"

  • Su padre es dueño de una empresa inmobiliaria y su madre participó en un 'reality' donde daba clases de modales a las concursantes.
  • El hermano pequeño de la rubia millonaria ha seguido sus pasos y fue detenido cuando conducía borracho por la autopista de Malibú.
  • Ella es ajena a toda la polémica, a pesar de todos los escándalos.
Paris Hilton.
Paris Hilton.
ARCHIVO
Rostro habitual de las revistas del corazón, Paris Hilton no puede
desligarse de su apellido y mucho menos de su familia. Hija de Richard Hilton y de Kathy Richard, la rubia millonaria es la mayor de cuatro hermanos: Nicky, Barron y Conrad Hilton.

Actualmente, el padre de Paris dirige una exitosa empresa inmobiliaria en Beverly Hills (California) y se calcula que su patrimonio asciende hasta los 204 millones de euros. Incluso su propia madre se ha aprovechado del filón de su hija y llegó a tener un programa en la cadena de televisión estadounidense NBC, I want to be a Hilton, donde enseñaba modales a 14 concursantes.

Por suerte para los Hilton, su hija Nicky no ha seguido los pasos de su dulce Paris y al menos es modelo y diseñadora con su propia línea de ropa (Chick by Nicky Hilton).

No ha corrido la misma suerte para el pequeño Barron, de 18 años, que estuvo un día en prisión preventiva, además de pagar tres mil euros de fianza, por conducir borracho en su flamante Mercedes por la autopista de Malibú. Aunque ya es el segundo Hilton que pasa por prisión, el récord lo sigue ostentado Paris con sus 23 días en la cárcel por conducir ebria. Una experiencia que la volvió "más madura y responsable", según una entrevista que concedió.

Una niña mimada

No es de extrañar que este tipo de escándalos fueran los que motivaran al abuelo y patriarca de la multimillonaria cadena hotelera, Barron Hilton, a dejarles a todos sin un sólo dólar de la herencia.

Aunque Barron se casó y tuvo ocho descendientes, sólo uno su hijo Richard ha tenido a su vez descendencia. Sin embargo, como Barron era el accionista mayoritario de la dinastía Hilton decidió vender su gigante grupo hotelero a la empresa estadounidense Blackstone por la nada despreciable suma de 19.000 millones de euros que fueron a parar a la Fundación Conrad N. Hilton.

La rubia desheredada ni se inmutó con la noticia ya que lo que realmente quiere es librarse de esa imagen de niña rica que la persigue. "Soy una mujer de negocios", explica siempre la polifacética Paris que ha encontrado en sus excentricidades un filón para amasar dinero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento