Ayuntamiento de València
Fachada del edificio del Ayuntamiento de València. 20MINUTOS.ES

Uno de los aspectos que reflejan la desigualdad entre hombres y mujeres es la cuantía de los sueldos. La llamada brecha salarial, un indicador que mide cómo de menor es la retribución que perciben las mujeres respecto a los hombres, no es un fenómeno exclusivo del sector privado. Existe también en las administraciones públicas, y en concreto en la plantilla del Ayuntamiento de València, tal y como pone de manifiesto un estudio del propio Consistorio.

De hecho, un informe de impacto de género incluido en el Plan de Servicios Sociales de la Ciudad de València 2019/2023 analiza las condiciones salariales de hombres y mujeres y la presencia de ambos sexos en las distintas áreas de la plantilla municipal.

En él se recoge la principal conclusión: la brecha salarial entre los empleados y empleadas municipales es del 8,6%, ya que los hombres perciben un salario medio mensual de 2.523,5 euros, frente a los 2.305,6 euros que perciben las mujeres, es decir, 217,9 euros menos.

El estudio pone de manifiesto que en la plantilla municipal "se produce paridad entre hombres y mujeres" en cuanto a su número, ya que esta existe cuando hay una relación de 40%-60%. En el caso del Ayuntamiento de València, las mujeres eran 2.035 (el 41,2%), frente a 2.902 hombres (el 58,8%), según los datos recogidos de la Oficina de Estadística correspondientes a 2017. La plantilla total en ese momento estaba conformada por 4.937 personas.

El análisis detallado por áreas arroja resultados llamativos. Por ejemplo, que la brecha salarial llega en algunos casos al 25%, como en los departamentos de Alcaldía o Pleno, "donde se concentran los salarios más altos a cargo de hombres", explica el informe.

El área de Protección Ciudadana (Policía Local y Bomberos) se encuentra "muy masculinizada", con un 87,5% de hombres, pero presenta una brecha salarial del 2,7%, casi seis puntos por debajo de la media del Ayuntamiento. En este caso concreto, el documento apunta una de las claves de la desigualdad: las jefaturas y los ingresos extra (operativos y horas extra) corresponden a hombres, incluso hoy en día, con más disponibilidad que las mujeres. No obstante, en el caso de los policías la mayoría son agentes que tienen el mismo salario. Solo en el área de Desarrollo Económico Sostenible las retribuciones medias son más altas para mujeres que para hombres, en este caso un 3,2%.

Otras áreas masculinizadas son Medio Ambiente y Cambio Climático (59,4%) y Cultura (55,8%), frente a otras con una tasa elevada de mujeres como Participación, Derechos e Innovación Democrática (75,3%) y Desarrollo Humano (72,1%).

El informe de impacto de género incluido en el Plan de Servicios Sociales aporta también datos sociodemográficos e indicadores con enfoque de género para la elaboración de las políticas públicas.

Servicios sociales y roles de género

El Servicio de Bienestar Social e Integración, que forma parte del área de Desarrollo Humano, presenta una plantilla con elevada presencia de mujeres. De las 331 personas que la conformaban a finales de 2017, 264 son mujeres, casi el 80%, y 67 hombres (el 20%). El informe atribuye este desequilibrio a que este servicio "está muy ligado al trabajo de cuidados de las personas, un rol que han asumido tradicionalmente las mujeres, incluso laboralmente".

Consulta aquí más noticias de Valencia.