Después de dos meses de retraso, el AVE por fin llegará el próximo miércoles a Barcelona. Mientras, el Ministerio de Fomento está realizando pruebas para que nada falle el día de su puesta de largo.

El primer día de venta se despacharon más de 28.000 billetes
La Alta Velocidad llegará a Barcelona en forma de trenes espaciosos, con una capacidad para 400 personas y que alcanzarán los 300 kilómetros por hora al poco de su salida de la estación de Sans.

El viajero se encontrará con una oferta variada de películas para que aburrirse lo menos posible, con ocho canales de audio e incluso con cobertura para móviles y conexión a internet para portátiles.

Y a pesar del retraso de su puesta en marcha, los viajeros han confiado en el servicio, ya que el primer día de venta se despacharon más de 28.000 billetes.

El AVE Madrid-Barcelona tardará 2 horas y 38 minutos y costará de 40 a 120 euros.