Michael Cohen, exabogado de Trump
Michael Cohen, exabogado de Trump, antes de declarar en el Tribunal Federal de Nueva York. EFE/JUSTIN LANE

Michael Cohen, exabogado de Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, ha reconocido este jueves ante el juez que mintió al Congreso en lo referente a las investigaciones, lideradas por el fiscal Robert Mueller, sobre la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, según ha informado The New York Times.

En concreto, Cohen, de 52 años, ha admitido un delito de falso testimonio en relación a un texto en el que aludía a un proyecto mobiliario de la empresa de Trump en Moscú. En su explicación ante la Comisión de Inteligencia del Senado, quitó hierro a los contactos con el Kremlin sobre un proyecto que nunca llegó a ver la luz.

Según consta en los documentos judiciales, Cohen alega que incurrió en las mentiras para no desviarse del "mensaje político" que estaba dando entonces Trump y por "lealtad".

Cohen, en libertad provisional

El letrado ya reconoció que fue partícipe de delitos financieros en la campaña al pagar a mujeres que supuestamente habían mantenido relaciones con Trump e incluso señaló a este como instigador.

Cohen se encuentra actualmente en libertad provisional, a la espera de que el 12 de diciembre se dictamine su condena, que puede oscilar ente los 4 y 5 años de prisión y una multa que puede llegar al millón de dólares.

Desde su primer reconocimiento de culpabilidad, ha pasado más de 70 horas en entrevistas con el equipo del fiscal especial. Los interrogatorios se han centrado en los contactos de miembros del entorno de Trump con Moscú, los intereses empresariales del mandatario en Rusia, obstrucción a la justicia y posibles indultos, según fuentes citadas por ABC News.

Trump se ha referido a las investigaciones como una "caza de brujas" e incluso ha cesado al fiscal general Jeff Sessions, al que reprochó públicamente que se recusase en estas pesquisas claves. El presidente ya acusó en su día a Cohen de "inventar historias" en relación a sus supuestas amantes, por lo que previsiblemente seguirá en la misma línea tras el nuevo giro judicial.