Pons (conseller Energía), Gómez (consellera Salud) y Moreno (alcalde Inca)
Pons (conseller Energía), Gómez (consellera Salud) y Moreno (alcalde Inca) CAIB

Según ha informado la conselleria en un comunicado, el proyecto, que generará un ahorro económico de 15.017 euros anuales, consiste en la instalación de estas placas en una superficie de 631 metros cuadrados, cubriendo de esta manera 49 plazas de aparcamiento.

Pons ha presentado este proyecto acompañado de la consellera de Salud y Consumo, Patrícia Gómez, y el alcalde de Inca, Virgilio Moreno.

El presupuesto de la actuación es de 238.498 euros, que se incluyen entro del contrato de suministro energético que la administración ha firmado con el proveedor de energía.

La instalación que se construirá permitirá generar una potencia de 117 kW, lo que supone generar el 2,3 por ciento de la energía que necesita el Hospital. Esta capacidad se suma a la de las placas ya instaladas, que generan una potencia de 125 kW, lo que supone un ahorro del 2,8 por ciento de la energía que consume la instalación, y un ahorro de 17.766 euros.

Por tanto, con las dos instalaciones fotovoltaicas, el Hospital de Inca generará un 5,2 por ciento de la energía que necesita, y ahorrará 32.780 euros al año.

Con la instalación de placas en el aparcamiento se da cumplimiento a una de las medidas previstas en la futura ley de cambio climático: la obligación de instalar placas en los aparcamientos nuevos demás de 1.000 metros cuadrados y los existentes de más de 1.500.

Desde 2017, toda la energía que consume la comunidad autónoma proviene de fuentes renovables y, en esta línea, se planteó un concurso de suministro energético, que incluye también la obligación de la empresa suministradora de ir incorporando instalaciones fotovoltaicas en los edificios públicos.