El diputado Salvador Gómez.
El diputado Salvador Gómez. DIPUTACIÓN DE HUELVA

Así, Salvador Gómez ha presentado los resultados de una evaluación externa realizada a la actividad, que arroja niveles "muy altos" de satisfacción, según ha informado la Diputación en una nota de prensa.

Como resultado de un alto nivel de satisfacción, más del 87 por ciento de los progenitores de menores participantes en los Talleres Infantiles de Educación en Valores de Diputación volverían a apuntar a sus hijos e hijas en la actividad; y más del 80 por ciento la recomendarían a otros padres y madres. Así, se desprende de una evaluación externa realizada sobre estos talleres, que tienen como principal objetivo favorecer la convivencia y la integración y contribuir a la construcción de una sociedad más plural y tolerante.

Según ha manifestado el diputado de Bienestar Social, Salvador Gómez, la finalidad de este estudio es conocer las fortalezas y debilidades para optimizar la actividad y hacerla aún "más útil" y operativa en futuras ediciones, por lo que, ha señalado, "estaremos muy al tanto de todas las recomendaciones

propuestas".

Gómez, que ha explicado que la evaluación se ha realizado tanto del programa en su conjunto como del seguimiento de los talleres desarrollados en 2018, ha señalado que el nivel de satisfacción de menores, padres y tutores es "muy alto"; que las actividades más valoradas son las salidas al entorno y aquellas donde participan las familias; y que el 96 por ciento de los encuestados opinan que se alcanzan los objetivos del programa.

Respecto a la valoración que los progenitores hacen del impacto de los talleres en sus hijos, el diputado ha señalado, entre otras, un mejor comportamiento y empatía con sus compañeros de clase, mayor autoestima, seguridad y confianza, y más control y manejo de emociones. Entre los aspectos a mejorar, mayor coordinación entre el equipo de monitores, la idoneidad de la coincidencia de los talleres con el curso escolar, mayor número de sesiones para los menores y aumentar la participación de padres y madres en las actividades.

En esta evaluación externa han participado la práctica totalidad de los actores que protagonizan la actividad: menores (55 por ciento chicas y 43 por ciento chicos de entre nueve y once años), familias, educadores, monitores, coordinadores y gestores de Diputación. La cobertura territorial y poblacional ha sido también muy alta, casi el 100% de los municipios menores de 20.000 habitantes, con la casi totalidad de menores de 9 a 11 años de los municipios más pequeños, y en torno a un diez por ciento en los municipios mayores.

La edición 2018-2019 de los Talleres Infantiles de Educación en Valores, que complementan la acción de los centros educativos y dan cobertura a municipios con poca oferta de servicios de este tipo, a la vez que facilita el acceso de familias con pocos recursos, comenzó el pasado mes de octubre; y por primera vez desde su implantación en el año 2.000, llegan a toda la provincia, ya que se han podido adherir al programa los municipios menores de 1.000 habitantes.

Esta edición, que cuenta con un presupuesto de 124.425 euros, posibilitará la realización, hasta después del verano de 2019, de un total de 71 talleres (25 en municipios menores de mil habitantes y 46 en los de más de mil). Participarán alrededor de mil niños y niñas, de edades comprendidas entre los nueve y los once años, con una media aproximada de entre diez y 25 menores por taller, en sesiones semanales de aproximadamente dos horas de duración.

Los servicios sociales comunitarios de Diputación desarrollan los Talleres Infantiles de Educación en Valores en las nueve zonas de trabajo social de la provincia. Son impartidos por monitores y educadores sociales, y se celebran con la colaboración de los Ayuntamientos

y centros educativos locales.

Aunque la filosofía de los talleres la comparten las nueve zonas de trabajo social (educación en hábitos sanos de comportamiento y patrones de relaciones de comunicación interpersonal), en cada una de ellas se denominan de una forma distinta. Así, en El Andévalo se conocen como 'Tierra de cuentos'; en el Cinturón Agroindustrial y Ribera del Tinto, 'Chamán'; en el Condado Norte, 'Duende'; en el Condado Sur, 'Trotamundos'; en la Costa, 'Pirata'; en la Cuenca Minera, 'Urium'; en la Sierra Este, 'Manú'; y en la Sierra Oeste, 'Buba'.

Consulta aquí más noticias de Huelva.