Policía
Policía CNP

La investigación policial apunta a que sobre las 20.35 horas del pasado sábado el ahora detenido entró en una joyería de la zona oeste de Málaga e intimidando y amenazando con un arma blanca a los trabajadores del local, consiguió hacerse con dos mantas de joyas y con un teléfono móvil. Seguidamente, con el botín bajo el brazo, huyó a la carrera del lugar.

El agente, destinado en Madrid y que disfrutaba de unos días libres en la capital, se encontraba en las inmediaciones cuando vio cómo un hombre salía corriendo de una joyería perseguido por otras personas. El policía siguió al presunto ladrón, mientras daba las comunicaciones oportunas a la Sala del 091, han precisado desde la Comisaría en un comunicado.

Finalmente cuando vio que no había peligro para los ciudadanos y que comenzaba a desprenderse de la indumentaria que portaba, lo detuvo como presunto responsable de un robo con violencia o intimidación. Inmediatamente acudió en su apoyo una dotación policial. En el lugar se recuperaron las joyas y efectos robados momentos antes en la orfebrería.

Consulta aquí más noticias de Málaga.