La Tamborada es declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad
La Tamborada es declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad GOBIERNO DE ARAGÓN

La UNESCO ha incluido la Tamborada en su Lista Representativa del Patrimonio Cultural de la Humanidad, incluyendo en ella la que se realiza en nueve localidades aragonesas de la Ruta del Tambor y el Bombo, además de en otros puntos de España.

Igualmente, se ha declarado como tal la técnica de la Piedra Seca, presente en todo Aragón y en otros puntos de España, así como en otros países. Este es el máximo reconocimiento y protección al que puede aspirar un bien inmaterial en todo el mundo, ha informado el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa.

Ambas han recibido este reconocimiento durante la reunión anual del Comité Intergubernamental de Salvaguarda del Patrimonio celebrada en Port Louis (República de Mauricio) y las dos han contado en este proceso con el apoyo y respaldo del Gobierno de Aragón.

En los dos casos, se ha solicitado el respaldo expreso a la candidatura por parte de asociaciones culturales, investigadores, ayuntamientos y otras instituciones y se han elaborado materiales para la presentación al comité.

El patrimonio cultural inmaterial o patrimonio vivo se refiere a las prácticas, expresiones, saberes o técnicas transmitidos por las comunidades de generación en generación y que proporciona a las comunidades un sentimiento de identidad y de continuidad al favorecer la creatividad y el bienestar social, contribuir a la gestión del entorno natural y social y generar ingresos económicos.

TAMBORADA

La candidatura de nombre genérico 'Tamboradas: rituales de toques de tambor' agrupa a las localidades aragonesas de Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Calanda, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urrea de Gaén, así como a otros municipios de Andalucía (Baena), Castilla-La Mancha (Agramón, Hellín y Tobarra), Comunidad Valenciana (Alzira y Alcora) y Región de Murcia (Moratlla y Mula).

Todas ellas comparten el ritual grupal basado en el golpeteo simultáneo e intenso de miles de tambores y bombos, que se tocan ininterrumpidamente durante días y noches en espacios públicos y son parte de las celebraciones de Semana Santa.

La candidatura fue promovida por las comunidades de Aragón, Andalucía, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Murcia y presentada ante la UNESCO por España como Estado parte de la Convención de 2003.

Desde el Departamento de Educación, Cultura y Deporte de Aragón han explicado que ha colaborado "intensamente" en la candidatura de la Tamborada, participando en la preparación del expediente y llevando a cabo distintas iniciativas.

El Gobierno de Aragón, desde antes de que surgiera la candidatura de la Tamborada, llevó a cabo diferentes acciones de documentación, inventario e investigación del fenómeno de las tamborradas. Así, se recogieron los toques de tambor en el inventario de Patrimonio Inmaterial SIPCA y se apoyaron diferentes estudios e investigaciones para registrar y analizar el fenómeno.

Desde el Ejecutivo han mencionado también la labor de la Asociación de la Ruta y del Tambor y el Bombo del Bajo Aragón en lo que en lenguaje UNESCO se denomina la representación legítima de las comunidades de portadores.

Esta asociación, además de crear un centro de interpretación en Híjar, se ocupó en la primera etapa de la candidatura de la coordinación y los contactos con los participantes en las tamborradas, ayudando a recopilar más de un centenar de adhesiones para esta candidatura, que proceden de cofradías y hermandades, instituciones turolenses y aragonesas, asociaciones culturales y vecinales, y personas individuales como los artesanos de instrumentos.

PIEDRA SECA

Esta técnica es un rasgo universal de la interacción humana con el medio ambiente natural y consiste en superponer piedras unas sobre otras sin utilizar ningún material para unirlas. La estabilidad de las estructuras se garantiza mediante la cuidadosa selección y colocación de las piedras y las estructuras que forman han dado forma a diversos paisajes y han creado distintos modos de vivienda, agricultura y ganadería.

En gran parte del territorio de Aragón se conservan numerosos testimonios de patrimonio inmueble erigido según esta técnica constructiva. En su mayor parte, estas construcciones datan del siglo XIX y comienzos del XX, aunque en algunos casos se remontan al siglo XVIII.

Si bien estos ejemplos se distribuyen en las tres provincias aragonesas, hay focos donde se conserva especialmente, como en las comarcas turolenses del Maestrazgo, Matarraña, Bajo Martín, así como en las comarcas oscenses de Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe o Somontano de Barbastro; sin olvidar ejemplos zaragozanos muy localizados, como en el Alto de la Muela (Comarca de Valdejalón) o La Ciesma de Grisel (Comarca de Tarazona).

Estas formaciones atestiguan los métodos y las prácticas utilizadas por las personas desde la prehistoria hasta la actualidad para organizar sus espacios de vida y de trabajo mediante la optimización de los recursos naturales y humanos locales. Desempeñan, además, un papel esencial en la prevención de deslizamientos, inundaciones y avalanchas, y también en la lucha contra la erosión y la desertificación de la tierra. De esta manera, mejoran la diversidad y crean condiciones microclimáticas adecuadas para la agricultura.

En este expediente han participado Chipre, Grecia, Francia, Croacia, Eslovenia, Italia, Suiza y España, donde se pueden encontrar ejemplos de esta técnica especialmente en Aragón, Andalucía, Asturias, Islas Baleares, Cataluña, Extremadura, Galicia y Valencia.

En el caso de Aragón, la dirección general de Cultura y Patrimonio del Departamento de Educación, Cultura y Deporte declaró esta técnica como Bien Catalogado Inmaterial del Patrimonio Cultural Aragonés en 2016, ya que la UNESCO exige que el bien presentado en la candidatura esté dentro de un inventario reconocido por el Estado donde se encuentra.

Además, el Gobierno de Aragón ha cumplido con otras obligaciones de la UNESCO como detallar las propuestas para salvaguardar la técnica de la piedra seca: investigaciones, inventarios, talleres de empleo, jornadas, campos de trabajo.

El Ejecutivo autonómico ya reconoció en el año 2006 como Bien de Interés Cultural-Lugar de Interés Etnográfico, a la 'Arquitectura de piedra seca de la Iglesuela del Cid (Teruel)'.

NOTICIA HISTÓRICA

La consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, se ha felicitado por esta doble noticia "histórica", que sitúa, de nuevo, a la Comunidad "en el epicentro cultural y patrimonial y que supone un reconocimiento al buen hacer y a la conservación de estas tradiciones tan arraigadas al territorio".

"Esta declaración va a marcar un antes y un después" porque "da a nuestra tierra un plus de calidad que seguro servirá de polo de atracción; es, sin duda, el mejor amplificador para nuestra historia y tradiciones", ha explicado.

Ha añadido: "La cultura y el patrimonio no solo ayudan a construir sociedades más críticas y preparadas, sino que vertebran, asientan población y crean lazos y riqueza" y por eso "nosotros entendemos la cultura como un derecho y nuestras políticas han acercado y abierto la cultura a todos los ciudadanos, vivan donde vivan".

Asimismo, ha recordado que el Patrimonio Inmaterial aragonés "es un elemento esencial para conocer nuestra historia, cultura, creencias y forma de ser y comprender el mundo; son prácticas, representaciones y expresiones de los conocimientos que se transmiten de generación en generación proporcionando un sentimiento de identidad a una Comunidad".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.